En medio de la crisis, elige Joaquín cargar contra Cristina y pone en duda la reelección de Macri

El Canciller - Comentarios

Joaquín Morales Solá elije mirar para otro lado desde que estalló la crisis cambiaria. Esta mañana, el periodista decidió titular su columna de opinión “Macri, ante el desafío de suturar rápido las heridas” y, en ella, analizó el contexto por el cual camina el Presidente.  Una frase resalta dentro del texto en donde explica que la causante de la crisis fue “la bomba que Cristina Kirchner le legó a Macri en diciembre de 2015”. “El artefacto explosivo existió siempre, aunque al principio fue posible la ilusión de que había sido desactivado sin producir desastres mayores. Fue solo una ilusión”, escribió desligando la responsabilidad al Gobierno actual.

Por este sendero, Morales Solá llevó el análisis. Le atribuye todo tipo de responsabilidad a los años kirchneristas y así resalta cómo el mundo abrazó como a ningún otro presidente argentino a Macri. “Es difícil encontrar en la historia reciente un presidente argentino que haya recibido tanto apoyo de los principales líderes internacionales y de los organismos multilaterales de crédito. Hasta el poderoso G-7, el club más selecto de países industrializados del mundo, lo recibió en Canadá. La jefa del Fondo Monetario, Christine Lagarde, agotó el repertorio de elogios a Macri y a la economía argentina”, explicó.

Por otro lado, el periodista se preguntó si la reelección de Macri se podrá dar, ya que la tormenta cambiaria arrasó con las expectativas de futuro seguro de Cambiemos dentro de la Casa Rosada. “Nada es como era. La reelección segura en primera vuelta es una certeza que ya no existe”. 

Además, marcó la responsabilidad que tiene el peronismo ante este nuevo escenario y que, según él, lo usará a su favor. “El peronismo tomó nota de la debilidad de Macri. La pregunta sin respuesta es sí aprovechará el momento para demostrar que está dispuesto a cambiar su historia o si reaccionará de acuerdo con su rutina tradicional, es decir, si usará el momento para debilitarlo aún más”.

Joaquín eligió definir los atributos del Presidente despegando dudas de lo que el mundo cree de él. Pero puertas adentro, la situación económica tras la corrida cambiaria que empezó hace algunas semanas lo atormenta, y disparó todas las variables que el Gobierna creía dominar. La foto del 2019 estaba rodeada de globos, pero hoy todo está en duda. El mercado le dio la espalda y no confía en Cambiemos. El plan económico quedó atado al Fondo Monetario Internacional y en Balcarce 50 lo único que desean es alguna buena noticia que no llega