En los pasillos de Py: Angelici gana terreno, dos fiscales en la mira y las deudas por el Superclásico

El Canciller - Comentarios

Detenciones

En el medio de lo que fue el paro general de la CGT, Claudio Bonadio decidió llamar a indagatoria a dos empresarios importantes como Paolo Rocca y Marcelo Mindlin. Ya tenía decidido, además, las detenciones de los dos ex secretarios kirchneristas Daniel Álvarez y Fabián Gutiérrez. Justamente de Gutiérrez se esperaba que fuera detenido cuando se presentó espontáneamente en Comodoro Py para negar dichos de José López pero, en aquél momento, Bonadio así no lo quiso.

Apuestas

Comodoro Py es territorio bostero. Por eso, el lunes fue un día bastante particular. Algunos funcionarios decidieron recluirse en sus despachos. Otros, hacerle frente a las cargadas. La acusación más fuerte llegó de un fiscal que acusó a varios de sus colegas de “infiltrarse” en la Bombonera para “quemar” al equipo de Guillermo. Hay pendientes varios pagos de apuestas de asados, whiskys y favores varios.

Run run

Hay opiniones cruzadas sobre la investigación que sigue abierta en Comodoro Py contra los fiscales Sergio Rodriguez y Federico Delgado. Del primero, no hay ninguna discusión sobre su capacidad técnioca y académica pero consideran que quedó envuelto en una interna que tenía como destinatario Delgado.

Es que, a lo largo de los años que lleva en Retiro, el fiscal se ganó enemigos en todos los espectros ideológicos, políticos y judiciales. Criticado por sus comentarios a los que consideran tribuneros. Lo último que generó habladurías fue una nota en la revista Noticias donde Delgado asegura que hay un plan para “quebrarlo”. Los memes entre jueces no se hicieron esperar.

Elecciones

Las próximas semanas serán claves para el nuevo Consejo de la Magistratura. Los abogados eligen representante y todo parece indicar que la influencia de Daniel Angelici triunfó de nuevo en el armado de listas del oficialismo y desplazó a otros actores judiciales. Con una resolución judicial escandalosa de por medio, logró “unir” dos listas que habían ido separadas.

La intención es no perder el control de los ocho votos que tiene asegurados ahora el oficialismo en el Consejo. Habrá que ver como se configuran los jueces que ya fueron elegidos y que prometieron librar una batalla contra varios objetivos del Gobierno: ganancias para magistrados, suba de impuestos y traspaso de parte de la justicia al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.