En la recta final de la elección del año: qué puede pasar en Estados Unidos entre Trump y Biden

Los comicios norteamericanos de este martes para elegir al próximo presidente serán sin duda únicos. En medio de una pandemia que tiene a EEUU como su epicentro, el escenario está abierto y puede esperarse cualquier desenlace.
El Canciller - Comentarios

Sólo un dato alcanza para entender la particularidad de las elecciones norteamericanas que tendrán lugar este martes y que pueden alterar significativamente el mapa global. Hasta el momento, más de 90 millones de norteamericanos emitieron su voto en forma anticipada. Es un 65% del total de participación que registraron los comicios pasados.

Este hecho da cuenta en sí mismo como la pandemia del Covid-19 impactó sobre el proceso electoral norteamericano. El país registra actualmente más de 9 millones de contagios y 230 mil víctimas fatales, encabezando de lejos los peores índices del planeta. Esto implicó que decenas de millones asistieran en forma temprana a emitir su voto y despertó las quejas del presidente Trump sobre un posible “fraude” en los sufragios por correo.

El “early vote” anticipa, a su vez, que el recuento puede extenderse durante días y hasta podría abrir la puerta a una crisis institucional en caso que el republicano desconozca los resultados.

Dónde están los electores

Las encuestas dan cuenta de una amplia ventaja para Biden en el voto popular. Sin embargo, la llave del triunfo estará -como siempre- en los “estados pendulares” que definen qué candidato se alzará con la mayor cantidad de electores (mecanismo de elección indirecta que rige en EEUU).

Los principales estados en disputa son aquellos del llamado “Rust Belt” –Wisconsin, Michigan y Pensilvania– por su histórica producción industrial y fuerte presencia obrera, en declive durante las últimas décadas. Allí se dirigió Trump a reforzar el último tramo de su campaña.

Pero el gran motivo de la victoria del republicano en esos distritos en la elección pasada fue la promesa de recuperar los puestos de trabajo perdidos. Analizados los últimos cuatro años a hoy, el proceso de desindustrialización no se revirtió y se estima que se eliminaron 200 mil empleos en el último periodo.

Florida también será el centro de una fuerte disputa, donde Trump se impuso contra Hillary Clinton en 2016 por un escaso margen del 1,2% de los votos. El elemento que puede torcer la balanza en ese estado es la activa comunidad cubana en el exilio que deberá balancear los resultados de la agresiva política de Trump sobre La Habana y los logros alcanzados.

Te recomendamos leer

Otros “estados pendulares” son Ohio, Minnesota, Carolina del Norte, Georgia, Nevada, Arizona y Texas. Este último, históricamente con un voto predominantemente conservador, vio diversificado su electorado con el crecimiento de las comunidades afroamericanas y latinas.

La elección del año

Indiscutiblemente, los comicios en Estados Unidos serán el episodio electoral más importante del 2020. Una reelección de Trump reforzará su agresiva política intervencionista y de confrontación con el resto de las potencias como la Unión Europea y China mientras que una victoria de Biden abriría paso a un esquema de mayor multilateralismo global.

Por este motivo, el martes todas las miradas del mundo estarán posadas en la evolución de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, un episodio que todo indica tendrá un final abierto hasta el último minuto.