En feria, avanza Bonadio con las indagatorias y se concentra en el círculo íntimo de Cristina

El Canciller - Comentarios

En plena feria judicial, el juez federal Claudio Bonadio le tomará declaración indagatoria a Isidro Bounine, ex secretario privado de Cristina Kirchner, detenido este miércoles en el marco de la causa de los cuadernos por coimas en la obra pública. El magistrado acusó al ex secretario de la senadora nacional de los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero.

Bounine fue trasladado este jueves por la mañana a los tribunales federales de Comodoro Py para prestar declaración indagatoria, en una jornada en la que también se presentarán ante Bonadio otros imputados.

La orden de detención del ex secretario se precipitó luego de que Bonadio homologara el acuerdo como arrepentido del ex funcionario kirchnerista Juan Manuel Campillo, aunque todavía sigue preso. Si bien existe secreto de sumario, se estima que Campillo señaló a Bounine como partícipe de las maniobras investigadas.

Bounine fue el secretario privado de la ex presidenta durante seis años, desde 2005, hasta 2011. El vínculo con Cristina era de total confianza ya que él era el hijo de la niñera de Florencia Kirchner. Dejó el cargo luego de haber sido investigado por Bonadio en una causa por supuesto enriquecimiento ilícito.

Este jueves, el juez federal también le tomará declaración indagatoria a la detenida Carolina Pochetti. Es la viuda del fallecido Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner. En la lista de indagatorias está incluido el financista Ernesto Clarens, otro de los arrepentidos del caso.

Por la causa, Bonadio había detenido a los ex secretarios y colaboradores del matrimonio Kirchner Roberto Sosa, Víctor Fabián Gutiérrez, Ricardo Fabián Barreiro, Julio Daniel Alvarez y Raúl Copetti. A todos ellos se los vinculó al supuesto movimiento de los bolsos de dinero, pero luego la Cámara Federal ordenó que fueran liberados.