En contra del lawfare, en busca de la reforma judicial y cercano a Cristina: quién es Martín Soria, el nuevo ministro de Justicia

El Canciller - Comentarios

Las especulaciones terminaron. El diputado del Frente de Todos, Martín Soria será el nuevo ministro de Justicia. La elección que hizo el presidente Alberto Fernández, para reemplazar a Marcela Losardo, tiene un perfil kirchnerista. Acérrimo opositor del lawfare y confeso amante de las reformas dentro del Poder Judicial.

El ex intendente de General Roca, en Río Negro, es cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a La Cámpora. Con su llegada al gabinete, ¿se grieta se acentuará más entre el Gobierno y los judiciales? En base a las declaraciones públicas del rionegrino se podría decir que sí. Augura un tiempo de grandes reformas en la Justicia.

El próximo titular de la cartera judicial no tardó en agradecerle al jefe de Estado su nuevo cargo. “Como sostuvo el Presidente reiteradamente, Argentina necesita que el Estado de derecho funcione a pleno, y para eso necesitamos una Justicia que se corresponda con ese Estado de Derecho”, escribió en su cuenta de Twitter. Y aclaró: “Ese, entonces, será nuestro principal objetivo”.

 

Una semana atrás, cuando el presidente anunciaba que Losardo había renunciado, hablaba de Soria y del diputado Ramiro Gutiérrez como posibles reemplazos. “Los conozco a los dos. Son prestigiosos, pero todavía no tomé una decisión”, sostenía el mandatario que finalmente se decidió.

Este lunes, Fernández expresó que “Martín tiene una mirada muy parecida a la mía”. En declaraciones a canal 9, el mandatario reconoció que “hace varios meses” que sigue lo que hace el diputado y aclaró: “es alguien que trabajó en los tribunales y entiende lo que está pasando”. El futuro ministro trabajó en el juzgado federal que lideraba Juan Galeano y fue relator en la vocalía de la Cámara Federal en General Roca. ​

De Rio Negro al Congreso

Soria tiene 45 años. Se recibió de abogado en la UBA. En ese entonces, empezó su militancia política como miembro de la Juventud Universitaria Peronista. Es hijo del fallecido gobernador de Río Negro Carlos “El Gringo” Soria y de Susana Freydoz, condenada a 18 años de cárcel por asesinato de su esposo.

En 2007 fue electo legislador provincial por General Roca. De 2011 a 2019 fue intendente de la ciudad de General Roca, hasta que asumió como diputado nacional por Río Negro. Aunque peleó por la gobernación, no pudo lograrla. Su hermana, María Emilia, lo sucedió. En 2017 era diputada y votó el desafuero de Julio de Vido, lo que llevó a que éste critique la llegada de Soria al Ministerio de Justicia.

Para el mandatario, Soria no viene del palo del kirchnerismo porque su hermana votó el desafuero de De Vido. “Los Soria no son precisamente eso (K). Lo hacen para generar inquina entre Cristina y yo”, dijo en diálogo con C5N.

Actualmente el futuro ministro es vicepresidente de la comisión de Legislación Penal. También integra la comisión de Justicia, Asuntos Constitucionales y de Juicio Político.

Los proyectos de ley que presentó en la Cámara baja giran alrededor de cuestiones vinculadas a la Justicia, como el acceso y la asignación para las víctimas de violencia de género, la creación de una oficina para garantizar la prestación y la modificación del Código Penal para endurecer las penas por encubrimiento de delitos de índole sexual.

Con la mira en el Poder Judicial

El mes pasado, el rionegrino Soria se acercó aún más al Gobierno cuando denunció las seis reuniones del ex presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada con el camarista federal Gustavo Hornos. Su accionar fue reconocido por el presidente anoche: “En algún momento he hablado con Martín y le había dicho que me parecía importante lo que estaba haciendo”, afirmó Fernández.

Suele citar en su cuenta de Twitter las declaraciones que hacen el presidente y la vice. También apunta al mal funcionamiento del Poder Judicial y la existencia del lawfare. “Estimado Fiscal Rívolo: el único “pelotón de fusilamiento” fue el que funcionó durante 4 años en la Casa Rosada. ¿Qué hacía su amigo Stornelli el 1/10/18 en el despacho del Secretario Legal y Técnico con Lahitou -Subproc. Tesoro- y las ex abogadas del Grupo Clarín? #LawfareAlPalo”, escribió dos semanas atrás.

Esta mañana Soria volvió a referirse a la Justicia en diálogo con Radio 10. “El objetivo es desarmar el lawfare y la mesa judicial que funcionaba en el gobierno de Macri. Conmigo no va a contar para recibir a escondidas jueces y fiscales”, sentenció. Y agregó: “Es un desafío enorme transformar el desastre que hicieron durante los últimos 4 años con el Poder Judicial”.

También apuntó contra el Máximo Tribunal. “El Poder Judicial en general, y la Corte como cabeza de ese poder, nos preocupa. Tenemos una Corte Suprema que fue complaciente cuando algunos camaristas tiraron las teorías que aprendimos en la facultad por la ventana”. La nueva era de la Justicia parece estar a punto de empezar… ¿qué dirán los supremos?