En clave electoral, profundiza Macri el dialoguismo y promete responder a los reclamos de la ciencia

El Canciller - Comentarios

En medio de la campaña electoral para la reelección, resurge la problemática de desfinanciamiento de la investigación en Argentina, Mauricio Macri, aprovechan la oportunidad para dar una respuesta de conciliación que impacte en la opinión pública frente a la exposición en los medios.

La participación de Marina Simian en el programa ¿Quién quiere ser millonario? a fin de conseguir financiamiento económico para descubrir la cura para el cáncer, volvió a poner el foco en la crisis de fondos que atraviesa el área de desarrollo científico y tecnológico y la falta de respuestas del Gobierno frente al reclamo del área de investigaciones.

Después de que la bióloga molecular dijera frente a las cámaras de televisión que los $500 mil que ganó en el concurso tendrían como fin la compra de insumos para el estudio de mecanismos para evitar la progresión del cáncer de mama y de tumores cerebrales debido a que el Estado hizo recortes en los subsidios y subejecutó el presupuesto, en las redes sociales y los medios se generaron múltiples repercusiones al respecto.

Desde el Gabinete tomaron el guante y aprovecharon para utilizar el reclamo en forma positiva a través de la recepción de la investigadora en Olivos.

Tras la reunión, Simian contó que el presidente aseguró que se encargará de mejorar la situación y realizar cambios. Según especificó, entre los puntos que tocaron estuvieron la eliminación de los impuestos de importación y puerta-puerta para reactivos de investigación, el pago en tiempo y forma de los subsidios adjudicados, la recomposición salarial, la simplificación del manejos de subsidios del exterior como los GSK, la incorporación de Alberto Kornblihtt y Mario Pechen al directorio del Conicet y mejorar la comunicación con la comunidad científica.

A través de su Twitter, la investigadora explicó que como prioridad le reclamó la mejora de los mecanismos de patentamiento y rediseñar los procesos de evaluación de la secretaría y el Conicet.

Señaló en tanto, que Macri prometió que le brindará el apoyo necesario para efectivizar las respuestas a los reclamos y para reunirse “con los funcionarios que correspondan para impulsar los cambios”.

En sintonía con el análisis de los sondeos que manejan los ánimos al interior del Gabinete, que en las últimas dos semanas mejoraron los números -que de todos modos siguen siendo más negativos que positivos-, buscan profundizar el más reciente posicionamiento dialoguista, en vistas de seguir cosechando esos buenos resultados.

Aunque siguen sin alcanzar para ganar, ya modificaron el clima derrotista que reinaba en los despachos y se reconfiguran las actuaciones para ir en ese mismo sentido. Por eso, la respuesta con reconocimiento de errores y toma de cartas en el asunto como delineado político para resolver conflictos, podría servir para qué, frente a la crisis económica, repunten las encuestas de cara a octubre.