“En Argentina falta un balance entre la inversión en la docencia y la investigación”

El Canciller - Comentarios

La Universidad de Haifa nació en 1972. Un año después, Gustavo Mesch dejaba su Córdoba natal para emprender una nueva vida en Israel. Recién había terminado el secundario, y con la mezcla de rebeldía y ansiedad propia de la edad, decidió que quería continuar a 12.000 kilómetros de su hogar.

Mesch nació y se crió en un barrio en el que descendientes de italianos, polacos, rusos, españoles y libaneses, convivían naturalmente, y es por eso que hoy dice convencido que “el potencial humano está en la diversidad cultural”, en una entrevista con Ynet Español. No es casual entonces que sea quien está al frente de uL universidad que se caracteriza, precisamente, por la diversidad de su población.

Es muy importante el compromiso estatal a otorgar fondos necesarios, con el entendimiento de que la ciencia y la educación superior son instrumentos críticos para el desarrollo social y económico de Israel. En otras palabras, “la educación y la ciencia no son considerados costos sino inversiones, para un presente y futuro mejor.

En lo que respecta a la educación en Argentina, Mesch manifiesta su preocupación respecto al alto porcentaje de deserción universitaria: “Se trata de jóvenes que no han podido cumplir sus aspiraciones, y eso tiene un costo social alto para el estudiante, así como también para la sociedad”. A su entender, es necesaria la inversión de presupuesto en fuertes programas de retención estudiantil, investigando cuáles son los motivos de deserción, y creando herramientas para que los reduzcan.

El rector de la Universidad de Haifa también reconoce que en su país natal “hay una falta de balance entre la inversión en la docencia y la investigación”. Según Mesch, la investigación es parte integral de la docencia: “habría que cambiar la proporción de inversión en docencia a favor de la investigación”.

La entrevista completa en https://www.ynetespanol.com