Empresas en alerta y elogios de Grabois: las reacciones al freno de beneficios impositivos a tecnológicas

La medida del Gobierno suspende el Régimen de Economía del Conocimiento para la industria del software.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro La participación del Estado...
@luis Alejandro No hay argumentos para...

Luego de la publicación de la resolución 30/2020 del Ministerio de Desarrollo Productivo, distintas voces de la oposición y las empresas dedicadas al desarrollo tecnológico se mostraron disconformes con la suspensión del Régimen de Economía del Conocimiento (EdC). Desde este martes la norma entra en vigencia y quita los beneficios impositivos para Accenture, Mercado Libre, Globant, Deloitte, IBM, JP Morgan, entre otras 11.000 empresas que integran el sector.

A través de un comunicado difundido tras el conocimiento de la medida, la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi) explicó que están trabajando con la Subsecretaría de Economía del Conocimiento del ministerio, la cual está orientada a “la generación de alternativas superadoras a la Ley de Economía de Conocimiento (LEC)”. Las mismas tienen el objetivo de que “se plasmen en modificaciones a la normativa que aseguren el crecimiento del empleo y las exportaciones y que atiendan a la diversidad de las áreas del conocimiento incorporadas por la LEC, fortaleciendo el mercado interno, en especial la competitividad de las PyMEs”.

A su vez, la entidad destacó que seguirán trabajando “para impulsar transversalmente la productividad de manera federal e inclusiva de todos los sectores que conforman la economía del conocimiento”.

Las empresas del sector permanecen herméticas, aunque trascendió su disconformidad con la medida, y que algunas estarían trabajando en una respuesta directa. Mercado Libre, por ejemplo, apelaría la decisión: según informó Infobae, personas cercanas al CEO, Marcos Galperín, manifestaron que esta situación la veían venir desde el encuentro de Alberto Fernández y Galperín, apenas después del resultado de las PASO en agosto. El fundador de Mercado Libre siempre se mostró abiertamente alineado a las políticas de Mauricio Macri. Desde Globant prefirieron no hacer comentarios.

Por su parte, Guillermo Freund, presidente de la Comisión Electrónica de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), dijo a El Canciller estar conforme con el freno a la ley, porque beneficiaría a las Pymes. “La medida está orientada a una reformulación de la ley para ampliar la base de beneficiarios, en eso estamos de acuerdo”, sostuvo. Aunque reconoce que no le llevaron todavía propuestas a la actual gestión. “La ley no permitía que una PyME se reconvirtiera si tenía una actividad tradicional porque la actividad principal no era de economía del conocimiento. El gobierno anterior pedía que en ese caso que abran una nueva empresa”, explica. Esta situación implicaba una “dificultad para que las pequeñas empresas se beneficiaran con las quitas impositivas”.

Repercusiones

Una de las primeras voces en expresarse sobre el tema fue la del dirigente social Juan Grabois, que el lunes elogió la suspensión de la norma, que había sido uno de los reclamos durante la campaña, y en su cruzada contra Mercado Libre y las grandes compañías. “Para cerrar la grieta, hay que redistribuir la riqueza. Los que más tienen deben pagar más impuestos. Aplaudo la medida”, escribió en un tuit.

Desde la oposición también fueron varios los que se manifestaron y mostraron críticos de la decisión. Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, advirtió que el ministro Kulfas suspendió una ley “votada por unanimidad” en el Congreso, y que esto llevará a que “las empresas abandonen el país”.

Federico Pinedo por su parte, sostuvo que “la economía del conocimiento genera 120 mil trabajos y 6 mil millones de US de exportaciones”.

La diputada de Juntos por el Cambio, Karina Banfi, dijo a El Canciller que “la ley da beneficios tanto a las pequeñas como a las grandes empresas, aunque se quiera instalar que solo salen favorecidas a las unicornio”. Y que la ley de Promoción de la Industria del Software y la recientemente suspendida son diferentes. “La ley de Software no beneficiaba a todo el sector tecnológico como sí lo hace la del conocimiento”, argumenta.

La medida entrará en vigencia este martes e impactará en las actividades de firmas como Accenture, Mercado Libre, Globant, Deloitte, IBM, JP Morgan, entre otras 11.000 empresas que forman parte del sector.