Emergencia Económica: dólar “turista” y un recargo por retiro bancario para las grandes empresas

También la normativa oficializa un impuesto del 30% para el atesoramiento de dólares: el "super cepo", por su parte, se mantendrá vigente.
El Canciller - Comentarios

Luego del intenso debate en el Congreso, el Ejecutivo Nacional puso en vigencia la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. La normativa cuenta con más de 80 artículos, entre los que se destacan una alícuota del 30% para la compra y consumo en dólares, y un recargo para el retiro de pesos que hagan las empresas.

El “dólar turista” ya es oficial. El consumo en el exterior, ya sea con tarjeta de crédito o débito, tendrá un recargo se cobrará en el resumen bancario.

A su vez, el impuesto del 30% se aplicará a la compra de servicios en el exterior que se contraten a través de agencias de viajes y turismo –tanto mayoristas como minoristas– del país. Las plataformas virtuales que están habilitadas legalmente para operar en el país, como Atrápalo, Despegar, Al Mundo y Viajo Bien, también fueron incorporadas en el recargo.

También pagarán el 30% adicional, los pasajes terrestres, aéreos y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país. Una de las grandes beneficiarias fue Aerolíneas Argentinas: la línea de bandera cobra sus tarifas en pesos (razón por la cual no hay gasto en dólares) a la vez que no tiene que girar sus dividendos al exterior.

Te recomendamos leer

Cabe destacar que cuando se presentó la ley, Santiago Cafiero dijo que la recarga fiscal “tiene una lógica solidaria y contributiva”. El jefe de Gabinete argumentó que “hay que cuidar mucho los dólares del Banco Central” y estimó que parte del porcentaje del impuesto irá a la seguridad social y otra a un fondo para el turismo interno.

Pero no es todo. Los servicios contratados que tengan sus tarifas dolarizadas también tendrán el recargo “solidario”. Por caso, las cuotas mensuales de Netflix y Spotify, aumentarán un 30%, a la vez que las compras efectuadas a través de portales virtuales como Amazon, Ebay y Alibabá.  O “con cualquier otra modalidad por la cual las operaciones se perfeccionen, mediante compras a distancia, en moneda extranjera”, señala el proyecto.

“Supercepo” y dólar blue

La compra de dólares también llevará un recargo del 30%. El “supercepo” que retringe el atesoramiento de la divisa hasta 200 dólares por mes, por su parte, se mantiene vigente.

En ese sentido, el mercado no sufrió grandes modificaciones con la implementación del nuevo impuesto. El dólar oficial permaneció en 63 pesos, mientras que con el recargo cotiza a 81,90 pesos. El dólar blue se mantiene a $76,75.

Recargo para empresas

El artículo 45 de la ley prevé una sobretasa para fomentar la bancarización de la moneda. En ese sentido, se grava el retiro de dinero de los bancos para las empresas: “Los débitos efectuados estarán sujetos al doble de la tasa vigente para cada caso”, se anuncia en el proyecto.

El sobrecosto no será de aplicación para personas humanas o personas jurídicas que revistan la condición de micro y pequeñas empresas.

La intención es reducir la informalidad, aunque desde el sector bancario, indicaron que la medida “se queda corta”, ya que la mayoría de las empresas “no se lleva dinero de las cuentas institucionales”.