Embajadores: presentaciones, pliegos rechazados y la expectativa por la votación en el Senado

Los pliegos de Carlos Raimundi (OEA) y Sergio Urribarri, para ocupar la embajada de Israel, fueron cuestionados por el bloque de Juntos por el Cambio.
El Canciller - Comentarios

Día cargado en el Senado. Desde temprano, la Cámara alta discutía en comisiones los pormenores del proyecto de góndolas que había aprobado Diputados.

El plato fuerte, sin embargo, estaba en la Comisión de Acuerdos, que dirige la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti. Es que desde las 10 de la mañana, los legisladores aguardaban la llegada de los embajadores designados por Alberto Fernández para completar el equipo de la Cancillería.

Hasta allí llegaron Jorge Argüello, propuesto como embajador en Estados Unidos; Carlos Tomada, que será destinado a México; Carlos “Chacho” Álvarez, para Perú, y Alberto Iribarne, postulado para Uruguay. Este último fue el encargado de inaugurar la exposición en la Comisión: el ex ministro de Justicia aseguró que Fernández cruzará el charco entre el 2 y el 3 de marzo para dar la bienvenida a Luis Lacalle Pou, que asume como presidente en la república oriental.

Te recomendamos leer

La ley 20.957 permite que el Poder Ejecutivo nombre excepcionalmente a personas que no pertenezcan al servicio exterior. En un decreto firmado por el ex presidente Carlos Menem, ese número se redujo a 25 embajadas: en los otros países deben ser representantes de carrera.

Fernández buscó cumplir con el cupo, al enviar también los pliegos de Rodolfo Gil, propuesto para Portugal, Alfredo Atanasof para Bulgaria y de dos ex gobernadores: el bonaerense Daniel Scioli, que irá a la embajada en Brasil,  y el chaqueño Domingo Peppo, para Paraguay. Pino Solanas también se hizo presente, en su cargo como representante argentino para la Unesco. Cada uno tuvo sus minutos de exposición para indicar las principales funciones de su tarea y los desafíos que presentan en la embajada. Luego respondieron preguntas de los legisladores presentes, en un tono políticamente correcto.

Luego de la exposición, a la comisión de Acuerdo le tocaba firmar el dictamen para permitir la elección en el recinto, que se prevé para el jueves. Todos esos primeros expositores tuvieron dictámenes favorables.

Raimundi y Urribarri

Pero los cruces no tardaron en llegar. Ante la candidatura de Carlos Raimundi, postulado como representante ante la Organización de Estados Americanos (OEA), los senadores de Juntos por el Cambio no desaprovecharon la oportunidad para poner sobre la mesa la visión del Gobierno sobre Venezuela.

“La Corte Interamericana retomó competencia para juzgar las violaciones de derechos humanos en Venezuela, mientras que el propio país no reconoce a ese organismo”, cargó Luis Naidenoff. Raimundi, por caso, dio un discurso similar al de Alberto Fernández.

“No negamos en absoluto una situación crítica en Venezuela, pero sí hay que plantear la multicausalidad de esta situación, que no responde únicamente a falencias en el actual gobierno, sino a un contexto mucho más amplio que tiene que ver con la defensa de los recursos naturales y sus riquezas”, expresó el “elegido” de Alberto.

Sergio Urribarri era uno de los últimos en exponer por su pliego como embajador en Israel. Horas antes, el bloque opositor había impugnado su candidatura ante las causas judiciales que enfrenta en la justicia de Entre Ríos, donde Urribarri cumplió dos mandatos como Gobernador.

Allí estaban puestas todas las miradas. El ex jefe provincial destacó la oferta de Fernández y repartió elogios para el país de Medio Oriente, al considerar a Israel como un pionero en tecnología. Los senadores opositores hicieron mención al juicio oral y público que deberá enfrentar el dirigente peronista y si era un impedimento su estadía en otra región. “Ya lo contesté todo en un escrito. Siempre me ajusté a derecho”, fue la respuesta de Urribarri.

Tanto en el pliego de Raimundi como en el de Urribarri, los senadores opositores firmaron un dictamen en minoría. Para el Frente de Todos, ese rechazo no afectaría la votación en el recito. “Estamos tranquilos. Sabemos que tenemos los votos“, comentó un legislador oficialista a El Canciller, ni bien finalizó la reunión en Acuerdos.