Elecciones en Boca: cierre de campaña de Ameal, el factor Riquelme y el proyecto Bombonera 360°

El Canciller - Comentarios

La coalición opositora que encabezan Jorge Amor Ameal, Mario Pergolini y Juan Román Riquelme cerraron este jueves en San Telmo su campaña presidencial para las elecciones en Boca, que serán este domingo. De la mano del máximo ídolo de la historia del club, el candidato a primer mandatario buscará retornar al club, el que gobernó entre 2008 y 2011.

Más de 85.000 socios boquenses están habilitados para votar este domingo, entre las 9 y las 18:00. El miércoles, en una entrevista radial, el postulante del frente “recuperar la Identidad Xeneize” consideró que tienen muy buenas expectativas para hacerse con el triunfo y que, para vencer, necesitarán del apoyo de entre 15.000 y 20.000 socios. Pese a que el oficialismo habilitó a los socios para que puedan concurrir a sufragar con la camiseta del Diez, el propio Ameal sugirió que no lo hagan, dado que la Cámara Electoral les podría impugnar el voto.

En los hechos, el vicepresidente segundo representa una figura testimonial. Pero Riquelme tendrá a su cargo el manejo integral del fútbol del club, en caso de que Ameal vuelva a conducirlo. Además del fútbol profesional, bajo su órbita estarán las categorías infantiles, el fútbol amateur y el fútbol femenino.

Román confirmó a algunas glorias de la institución y excompañeros suyos como colaboradores. Sebastián Battaglia (con 17, el futbolista con más títulos), Jorge Bermúdez, Marcelo Delgado y Raúl Cascini serán sus laderos para reencauzar el rumbo deportivo. “Fueron los peores cinco años en la historia del club”, le imputó Riquelme a Daniel Angelici en diálogo con Jorge Rial.

Si bien Boca obtuvo entre 2014 y 2019 tres campeonatos de Primera División, una Copa Argentina y una Supercopa Argentina, además de lograr el récord de días invicto como líder del torneo doméstico, no pudo conquistar ninguna Copa Libertadores y fue derrotado en cinco llaves eliminatorias por River Plate, incluida la inédita final en Madrid, en 2018.

Entre las principales propuestas del expresidente del club de La Ribera entre 2008 y 2011, que había sido electo vicepresidente y asumió el mando por el fallecimiento de Pedro Pompilio, están el fortalecimiento de las divisiones juveniles (en los últimos ocho años, fueron pocos quienes lograron debutar y consolidarse en el primer equipo, al punto que la actual gestión incorporó 75 jugadores) y la contención del barrio a través de más presencia en las políticas sociales.

“Estamos convencidos de que vamos camino a Brandsen 805 para poder transformar la realidad que tiene el club. Perdimos la identidad por ocho años, con un club cerrado al barrio, que no tiene actividades sociales y culturales. Se le ha perdido el respeto a los ídolos y han querido transformar a La Bombonera en una cancha de tenis”, deslizaron desde el equipo de Ameal ante El Canciller.

Respecto a la remodelación del estadio, uno de los debates tangenciales de las distintas listas, el proyecto opositor pretende ampliar la cancha a 78.000 lugares, replicando las tres bandejas en el sector donde están ubicados los palcos.

El objetivo es que el 70% de La Bombonera quede conformada por populares y sólo el 30% sean plateas. Para ello, el club debe comprar 48 terrenos que, según afirman, los vecinos aceptan venderle a la institución. Una vez realizado ese proceso, estiman 30 meses de obra y una erogación de U$S 50 millones.