El rol de las actrices: cómo se gestó el respaldo a Thelma Fardín para denunciar a Darthés

El Canciller - Comentarios

Calu Rivero relató lo que vivió con Juan Darthés y a los pocos días Ana Coacci y Natalia Juncos juntaron fuerzas y se animaron a hablar para dar testimonio del acoso que ellas también sufrieron. Griselda Siciliani, que fue compañera del actor, no solo acompañó estas denuncias, sino que se sumó al escrache de acoso. Así surgió el colectivo Actrices Argentinas, que después sumó la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito.

Poco más de un año después, Thelma Fardín necesitó contar con todos estos recursos para poder hablar y poner en palabras la violación que sufrió por Darthés cuando ella era menor de edad. Es un interrogante sencillo de develar qué pasaba si Fardín denunciaba los hechos en soledad.

“Es una emoción inmensa la aparición de este colectivo porque cuando yo hice la denuncia no existía y para mí hubiese sido más fácil contar con este apoyo”, explicó Emilia Claudeville en diálogo con El Canciller, respecto de su confesión pública sobre el acoso que sufrió por parte de Roberto Petinatto en el programa Duro de Domar.

En sintonía, comentó que luego de su relato, el conductor no le pidió disculpas, sino que por el contrario “redobló las apuestas”. Además, se refirió al medio como un ambiente muy hostil porque hablar sobre una situación de acoso te puede llevar a perder el trabajo.

Al ser consultada sobre la cobertura mediática de las denuncias por acoso, Carla Quevedo expresó que si las actrices que se animan a hablar no son mediáticas, nadie se entera de los hechos y eso es lo que ocurre cotidianamente. “Los medios son cómplices porque son tan patriarcales como la Justicia”, agregó.

Dolores Fonzi: “Las Actrices Argentinas somos populares y tenemos un espacio de privilegio. Nuestra responsabilidad es utilizar el espacio para visibilizar esta problemática”.

“Estamos nosotras, las Actrices Argentinas que somos populares y tenemos un espacio de privilegio en el que podemos convocar a una conferencia de prensa y que todos los medios asistan. Por eso, sabemos que nuestra responsabilidad es utilizar el espacio para visibilizar esta problemática”, comentó Dolores Fonzi.

En este sentido, la propia Thelma emitió un comunicado a través de las redes sociales, en el que se pregunta por qué la duda está puesta en las mujeres que denuncian y no en los acusados.  Por qué siempre se trata de justificar al hombre y se esgrimen conjeturas sobre las víctimas: “Tengo que tener estrategias, ser fuerte, ser una mujer preparada. Adquirir conocimiento como si solo denunciar que me violaron no fuera algo de lo que pueda apropiarme”, expresó. Además contó que Darthés le aseguraba tener trabajo mientas se mantengan juntos y calificó ese acto como una invitación a un pacto macabro.

Frente al descreimiento que sufrió Calu y el ninguneo que recibieron Ana y Natalia, las actrices tomaron conciencia de la importancia de un relato colectivo para que tenga impacto y los relatos no se pongan en tela de juicio. Parece que la organización grupal es otra exigencia al género para poder denunciar un abuso sexual.

Comunicado de Thelma Fardín