El robo de boletas y la caída del padrón electrónico, los protagonistas de la PASO en Entre Ríos

El Canciller - Comentarios

Un total de 1.080.298 vecinos de Entre Ríos estaban en condiciones de emitir su sufragio en las 3.262 mesas distribuidas a lo largo de la provincia. Y, según el Tribunal Electoral de la provincia, las PASO iban a transcurrir de manera segura, ágil y sin problemas. No pasó.

Mientras el voto electrónico y el sistema de Boleta Única de Papel ganan adeptos, el clásico robo de boletas fue protagonista de la jornada de Entre Ríos durante las PASO.

Según denunciaron decenas de fiscales -tanto del peronismo como de Cambiemos- en varias mesas se produjeron los clásicos robos de boletas. En otras, en cambio, algunas boletas fueron escondidas y, en menor medida, vandalizadas.

Para colmo, el sitio web del Tribunal Electoral colapsó durante gran parte del día por las más de 300 mil personas que ingresaron para consultar su lugar de votación en el padrón electoral electrónico.

En una transmisión por Facebook de Diario Uno, el Secretario General del Tribunal Electoral de Entre Ríos, Agustín González, confirmó el problema y se lo adjudicó a un inconveniente con el “microprocesador”. Para suplir la demanda y responder las consultas, habilitaron 10 líneas telefónicas.

Además, el alto porcentaje de electores (80%) que emitieron su voto durante el transcurso de la jornada terminaron conspirando contra un conteo que se volvió lento y complejo por las numerosas ausencias de fiscales y presidentes de mesa.