El regreso de Cristina, entre la salud de Florencia y la agenda en el Congreso

Aterrizará en Ezeiza este domingo, por la noche. Es la octava vez que viajó a visitar a su hija, que permanece en el país caribeño desde marzo pasado.
El Canciller - Comentarios

Luego de permanecer durante 15 días en Cuba para acompañar a su hija con el tratamiento que afronta desde hace 10 meses, Cristina Kirchner regresa este domingo por la noche al país para comenzar a definir la agenda del Senado para las sesiones extraordinarias.

Desde que Florencia Kirchner se sometió al proceso médico en el país caribeño, la vicepresidenta la visitó en ocho oportunidades, siempre autorizada por el Tribunal Oral Federal 2, que la investiga por presunto fraude en la obra pública. En el marco de esa causa, Cristina está siendo juzgada por licitaciones que se le dieron al empresario Lázaro Báez durante su gestión presidencial.

“Lo que le pasa a Florencia es muy duro porque, después de lo de su padre, ahora tiene todo esto y yo me siento responsable“, confesó el año pasado, en una de las presentaciones de su libro, Sinceramente.

Según los informes médicos presentados al tribunal, Florencia padece de un linfedema, una depresión profunda y bajo peso corporal, lo que, según su defensa, le impide llevar a cabo el tratamiento en Argentina así como trasladarse en avión. Al igual que su madre, fue elevada a juicio en los casos Hotesur y Los Sauces.

Te recomendamos leer

Una vez en Buenos Aires, la expresidenta se inmiscuirá en la agenda del Senado en los primeros días de la semana, según confiaron desde su entorno a El Canciller. La Cámara alta tiene pendiente la aprobación del pliego de Miguel Ángel Pesce como presidente del Banco Central, además de los nombramientos de quienes lo acompañarán en el directorio de la entidad monetaria. El Frente de Todos, a través de Cristina y José Mayans, buscará iniciar su tratamiento en los próximos días.

Esta misma semana, Sergio Massa prevé retomar las reuniones en Diputados, con el propósito de sancionar la suspensión del Pacto Fiscal, la que Alberto Fernández ya acordó con los gobernadores y el Senado aprobó durante la aprobación de la Ley de Emergencia Económica. Cristina, junto al primer mandatario y el presidente de la Cámara de Diputados, terminará de cerrar la agenda que el Ejecutivo pretende enviar para el reinicio de las sesiones extraordinarias, estipulado, en la Cámara baja, para el miércoles 22 de enero.