El peronismo no K, Monzó y el futuro con Urtubey y Lavagna: las definiciones de Frigerio

El Canciller - Comentarios

El ministro de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, analizó la actualidad política a tan solo dos semanas de las elecciones primarias, se refirió a la salida del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y a un eventual acercamiento y acuerdo con Roberto Lavagna y Juan Manuel Urutubey, quienes encabezan la fórmula de Consenso Federal.

En diálogo con diario Perfil, el funcionario nacional describió al Peronismo Republicano, el espacio interno en Juntos por el Cambio, como una plataforma usada por miles de dirigentes peronistas que no se sienten identificados por el kirchnerismo.

“Son dirigentes que tienen una visión republicana de la vida democrática. Una plataforma que defiende las libertades individuales, la de prensa. Personas que tienen una visión al menos parecida a la nuestra respecto del rumbo que tiene que tener el país”, dijo Frigerio, en referencia a políticos que están bajo el ala pichettista como el intendente Germán Alfaro y el candidato al diputado Domingo Amaya en Tucumán, Marcelo Orrego y Roberto Basualdo en San Juan o Juan Carlos Romero en Salta.

Justamente, sobre la incorporación de Miguel Ángel Pichetto a la fórmula presidencial, que sorprendió a propios y extraños, Frigerio anticipó que será importante a partir del 10 de diciembre, día de asunción del nuevo gobierno. “Fue una decisión valiente y disruptiva del Presidente convocar al líder de la oposición en el Senado a que forme parte de la fórmula presidencial. Fue una clara señal de hacia dónde vamos”, agregó.

En línea con el futuro político de la argentina, el titular de la cartera de Interior auguró un buen vínculo con el gobernador de Salta, Urtubey, y el ex ministro de Economía,  Lavagna: “Ojalá podamos confluir de alguna manera en lo que necesita el país para resolver los problemas que quedan pendientes. Son dos personas con responsabilidad institucional y que aportarán lo necesario para que se resuelvan”.

Sobre Emilio Monzó, uno de los hombres claves del oficialismo que dejará la gestión después del 10 de diciembre, el ministro lo definió como “un hombre de Estado” que “va a acompañar al Presidente hasta el último día”. Si bien no ahondó sobre los motivos del alejamiento de Monzó del armado político, remarcó que de los motivos, “quizás los más importantes sean personales, familiares”.