El oficialismo aprobó en Diputados el impuesto a las grandes fortunas y ya se prepara para el debate por el aborto

El Frente de Todos alcanzó la media sanción en la Cámara baja para el Aporte Extraordinario, al tiempo que puso primera para la discusión por la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
El Canciller - Comentarios

En una extensa jornada (que continuaba hoy con las discusión sobre la Ley Yolanda y Manejo del Fuego), el Gobierno nacional logró la aprobación en Diputados del gravamen por única vez a los patrimonios mayores a los 200 millones de pesos por 133 votos positivos, 115 rechazos y dos abstenciones.

Con un importante respaldo en las calles, en coincidencia con el Dia de la Militancia, el oficialismo logró la media sanción con el respaldo de los bloques de Roberto Lavagna y José Luis Ramón. La bancada de Juntos por el Cambio, en tanto, rechazó la iniciativa por considerar que impactará en las inversiones y afectará el empleo.

Ahora, el proyecto girará al Senado, donde se descarta que se convertirá en ley. La semana que viene se trabajaría en comisión y antes del 5 de diciembre ya tendría sanción definitiva. Desde la oposición advirtieron que el Aporte será judicializado por los empresarios. A su vez, en la sesión especial en la Cámara baja, el oficialismo dio sanción definitiva al Presupuesto 2021.

Mientras tanto, el Gobierno ya puso en marcha el debate por otra iniciativa que despierta grandes discusiones: la Interrupción Voluntaria del Embarazo. En simultaneo al tratamiento del impuesto a grandes fortunas en Diputados, el oficialismo envío su proyecto de ley para legalizar el aborto al Congreso.

El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, anticipó que la definición sobre el tratamiento de esta iniciativa la abordará con las diputadas Mónica Macha (FdeT), presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad, Silvia Lospennato, secretaria parlamentaria de Juntos por el Cambio, Cecilia Moreau (fdeT), presidenta de Legislación General, Carolina Gaillard, presidenta de la comisión de Legislación penal y Carmen Polledo (JxC), vicepresidenta de la comisión de Salud.

En estas condiciones, el proyecto podría llegar al recinto para su votación durante diciembre. En Diputados, el oficialismo cuenta con mayoría para su aprobación, una situación que no se repite en en la Cámara alta. Para avanzar en el Senado, la ley IVE deberá persuadir a propios como José Mayans y su votación estaría entre febrero y abril, de acuerdo a los cálculos del Ejecutivo.

Un problema extra que se agrega es el vencimiento el 30 de noviembre del protocolo para sesiones mixtas. Ayer, a lo largo de la sesión, los diputados de Juntos por el Cambio resaltaron que reclamarán la vuelta completa a la presencialidad en el recinto. Sin embargo, hay legisladores de esta fuerzas que son grupos de riesgo y estuvieron participando en forma remota.

El Gobierno nacional quiere finalizar el año con una ofensiva en la agenda legislativa que le devuelva la iniciativa política de la agenda post-pandemia. Con la media sanción de grandes fortunas y el envío IVE, se anotó dos puntos importantes pero todavía tiene un largo verano por delante y proyectos no tan populares por tratar, como la nueva fórmula previsional.