El nuevo Macri en emergencia: de los 15 minutos de gracia con Trump a su refugio con Marcos y Toto

El Canciller - Comentarios

El círculo rojo alarmó hace varios meses sobre el principio de desconfianza que empezaba a sufrir el gobierno. Los mercados ya no reciben los mensajes de Mauricio Macri como un plan efectivo para atravesar la crisis y eso se traduce en los valores del dólar, la actividad económica y la inflación.

Los formadores de opinión, pertenecientes al selectivo grupo que escuchan en la Casa Rosada, exponen las debilidades y la ausencia de cintura del Presidente para retomar el poder económico y político de un barco que parece estar fuera de control y lejos de un horizonte alentador para 2019.

Desde el círculo rojo vislumbran a un Macri obligado a dar un mensaje alentador pero atado de pies y manos frente a la expectativa de una pronta recuperación. Con el nuevo Gabinete improvisado, el presidente dio un mensaje hacia afuera y eligió refugiarse en Marcos Peña y Luis Caputo, dos de sus máximas figuras en el peor momento que atraviesa la gestión.

“Macri se aseguró dos piezas que son las que más le reclaman: Caputo y Peña”, dijo en su columna en La Nación Carlos Pagni, y reveló que preservó al titular del Banco Central porque es de su “máxima confianza” y, además, reconoce en Caputo una mirada “más negativa” que la que sostiene el jefe de Gabinete.

El establishment ya no le cree en medio de la crisis y lo considera aislado y rehén de sus propias palabras. La reducción del Gabinete disimuló, además de los cambios obvios en la estructura y el recorte de gastos, una forma de refugiarse en sí mismo y alejar al radicalismo y al peronismo más que nunca.



El llamado de Trump en medio de la crisis

Según la información oficial, el primer mandatario y el presidendete de los Estados Unidos dialogaron durante 15 minutos sobre la coyuntura de la Argentina y la cumbre de G-20 que se realizará en el país a partir de noviembre.

Se descuenta que esos tópicos de actualidad se refieren al dólar, la presión de Wall Street y la visita de Nicolás Dujovne a Washington para mantener reuniones con el FMI y solicitar un nuevo adelanto para acomodar el déficit fiscal.