El Legado de Júpiter a Netflix, la serie que trata el traspaso generacional entre los superhéroes

El Canciller - Comentarios

El viernes 7 de mayo se estrenó El Legado de Júpiter en la pantalla de Netflix, la primera gran apuesta del gigante del streaming en cuestión de superhéroes en este 2021. El éxito innegable de Los Vengadores y Liga de la Justicia llevaron a Netflix a la búsqueda de su propia franquicia de superhéroes y la encontraron con el Millarworld. El primer producto del acuerdo de Netflix con el autor Mark Millar es El Legado de Júpiter, una historieta creada por el autor escocés recién mencionado Mark Millar y dibujado por Frank Quitely con publicación en el 2013. 

Los personajes de El Legado de Júpiter presentan un estilo similar a los superhéroes de The Boys de Amazon Prime Video y no tanto a los legendarios de DC Comics – Warner o a los héroes corporativos de Marvel – Disney Plus. Al igual que en la serie de Prime Video, en El Legado de Júpiter hay un cuestionamiento ácido y doloroso al “sueño americano”, aunque también de una forma un poco menos irónica.

En la nueva serie de Netflix, los protagonistas son un grupo de superhéroes ya mayores que ve cómo sus hijos empiezan a tomar el poder en cuanto a salvar al mundo de los desastres que la propia humanidad genera. Obviamente, además de poderes, los héroes mayores también cuentan con su cuota importante de ego, lo que les hace más difícil pasar el testigo de proteger a la humanidad.

Tanto en el cómic como en la adaptación para Netflix, la premisa clásica de un grupo de héroes con habilidades especiales que luchan contra el mal y siguen un estricto código de conducta representa solamente un disparador para el debate ético sobre la responsabilidad que cargan los más poderosos. Inclusive, en la primera escena de la serie aparece la famosa frase de Spider-Man: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

 

La primera temporada cuenta con 8 capítulos de alrededor de 50 minutos y presenta un elenco interesante: Josh Duhamel es Sheldon Sampson / Utópico, el líder del equipo de superhéroes mayores, conocido como “La Unión”. Este grupo también está integrado por su esposa Grace / Señora de la Libertad (interpretada por Leslie Bibb), su hermano mayor Brainwave (Ben Daniels) y Skyfox (Matt Lanter). 

Según el mismo Mark Millar, el éxito de las producciones con justicieros de capa y trajes especiales radica en el concepto de que el mundo ya es demasiado pesado y frustrante. Los superhéroes mayores, que empiezan a darle paso a una nueva generación, recibieron sus poderes en la década de los 30, y a pesar de sus intentos, no lograron cambiar al mundo. 

La nueva generación de superhéroes que buscará salvar a la humanidad a su manera está comandada por los hijos de Utópico: Chloe y Brandon Sampson (Elena Kampouris y Andrew Horton, respectivamente). La expectativa de conseguir lo que no lograron sus antecesores está, pero a la vez también está la duda de si quitarle el libre albedrío a la humanidad para cambiar al mundo es la respuesta que buscan.

El formato de la historia también tiene toques shakesperianos: el concepto de padres con poder, hijos que quieren hacer las cosas diferentes y un tío que impulsa desde las sombras a los menores a hacerlo. “La parte de los superhéroes es muy divertida pero no la más importante, sino la dinámica familiar, que es la parte con la que cualquiera puede identificarse”, remarcó el creador y guionista Mark Millar.

En definitiva, El Legado de Júpiter es una propuesta de Netflix muy interesante y diferente para abordar la temática de superhéroes y sus responsabilidades, algo difícil de obviar en estos tiempos. El famoso “sueño americano” vuelve a ponerse en tela de juicio de forma velada, como para que cada uno reflexione qué significa y qué está dispuesto a ceder para conseguirlo.