El Gobierno pone primera con las vacunas y se esperanza con un junio que salve el invierno

El Canciller - Comentarios

La provisión de vacunas se aceleró en los últimos días: con el embarque de 2.148.600 dosis de AstraZeneca que llegó esta mañana a Ezeiza, Argentina ya recibió más de 17 millones de inoculantes, y en el Gobierno se esperanzan con tener un junio con récord de entregas, que le permita llegar mejor a lo más crudo del invierno.

“La llegada de este lote nos da una mirada optimista, un panorama y una expectativa mejor”, afirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al recibir el lote de AstraZeneca, las vacunas elaboradas entre Argentina y Mexico. Tras meses de demoras, finalmente se destrabaron los envíos desde el país azteca y se esperan más entregas de las 22,4 millones de dosis que Argentina tiene acordadas.

Además, junio es un mes clave también para la producción de la Spuntnik V en Argentina. En los próximos días, el laboratorio Richmond podría comenzar a envasar el líquido en su planta de Pilar si recibe el principio activo desde Rusia. Luego quedaría un control de calidad y en julio el Gobierno podría tener al alcance de su mano los primeros lotes. Se estipula que la producción podría alcanzar los 10 millones.

De Rusia se esperan también más embarques en los próximos días, luego de que el presidente Vladímir Putin confirmara las entregas regulares para Argentina. También llegarán más vacunas desde China, que volvió a abrir las exportaciones. El Gobierno avanza en un acuerdo para la compra de unos 6 millones de dosis Sinopharm, y un contrato con el laboratorio CanSino.

Las gestiones en Cuba, por otra parte, avanzaron en los últimos días, con la visita que hicieron Vizzotti y la asesora presidencial Cecilia Nicolini a la isla, la cual incluyó una reunión con el presidente Miguel Díaz-Canel. “Tienen cinco vacunas candidatas y tres avanzadas con más de 40 mil sujetos enrolados en los estudios. Estiman que esta semana o la semana que viene van a tener el primer corte para hacer el análisis interino de los ensayos clínicos de fase 3. Las vacunas son la Abdala y la Soberana y la Soberana Plus”, informó la ministra de Salud, y añadió: “El trabajo que se hizo fue avanzar para conocer esta información, por lo que firmamos un convenio de confidencialidad. La información se está intercambiando entre la agencia regulatoria de Cuba y la ANMAT”.

También podrían llegar buenas noticias desde Estados Unidos: el presidente Joe Biden liberará unas 80 millones de dosis en los próximos días, y desde Casa Rosada de ilusionan con estar entre los destinatarios. Las últimas jugadas geopolíticas del canciller Felipe Solá con sus posicionamientos pro Venezuela y anti Israel podrían embarrar la cancha, pero aún confían en que el gobierno estadounidense priorice a los países en peor situación sanitaria.

Con viento a favor, el Gobierno espera tener vacunada al 40% de la población para mediados de julio, aunque saben que esta fecha podría correrse hacia la primavera de no cumplirse los plazos como esperan, algo que ya ha ocurrido antes y que ha ocasionado que la segunda ola sea más dura de lo que preveían.