El futuro de Scioli: entre las investigaciones de Comodoro Py y sus ¿aspiraciones intactas? para 2019

El Canciller - Comentarios

La sentencia en el juicio por la triple fuga del penal de General Alvear impactó de lleno en el escenario electoral, puntualmente en el inicio de la campaña del ex gobernador provincial Daniel Scioli.

El Tribunal Criminal 1 de La Plata condenó este lunes a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci a siete años y medio de prisión por el escape y los delitos que cometieron durante los días que estuvieron prófugos a fines de 2015. Pero el fallo tuvo un condimento político, ya que ordenó abrir una investigación por las supuestas responsabilidades políticas que pudo haber tenido el hecho, es decir, si que los condenados a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez tuvieron cómplices o protección para escapar. En ese marco, la Justicia incluyó a Scioli y al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández como posibles encubridores de la fuga.

La Justicia investigará a Scioli y al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández como posibles encubridores de la fuga.

La noticia colisionó con la incipiente campaña que lanzó el ex candidato presidencial a través de las redes sociales y de sus participaciones públicas.

“Hay otro camino”, es el eslogan de la nueva movida sciolista. Tras perder las elecciones frente a Mauricio Macri en 2015, Scioli adoptó el bajo perfil y reapareció en 2017 con una candidatura a diputado nacional por la lista bonaerense del frente Unidad Ciudadana, encabezado por la ex presidenta Cristina Kirchner. Ahora, la ubicación del ex gobernador dentro del esquema peronista no parece estar definido y elige concentrarse en hablar del nuevo “camino”, con sus propuestas para las distintas áreas.

“Mis políticas iban a estar orientadas a fomentar el trabajo argentino, nuestra verdadera soberanía nacional”, afirma Scioli en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, junto a las etiquetas #Habíaotrocamino y #Hayotrocamino.

 Por ahora, su estrategia apunta a posicionarse como un candidato que puede estar cerca del kirchnerismo y el PJ dialoguista. A partir de allí, todo puede pasar y la cuestión judicial también pesará a la hora de las definiciones.