El encuentro de las dos Coreas: el cambio de opinión de Kim Jong Un y la paz “real”

El histórico saludo entre Kim Jong Un y Moon Jae In, marcó una nueva etapa de paz en la península. Aseguraron que la meta es desnuclearizar la zona.
El Canciller - Comentarios

Anoche, la península coreana vivió un momento histórico cuando los presidentes de Corea del Norte y Sur se encontraron por primera vez después de 11 años. Ese apretón de manos marcó una nueva etapa para ambos países en la que se comprometieron a desnuclearizar la zona y buscar la paz permanente. “No habrá más guerra en la península coreana”, dijo Moon Jae In y Kim Jong-Un le respondió: “Hemos vuelto una página”.

En el ameno encuentro, en el que compartieron una cena entre sonrisas y gestos amables, comunicaron un mensaje conjunto. La declaración de Panmunjom, establece que se comprometen a trabajar para la “meta de la completa desnuclearización de la Península”.

Tras rozar el abismo de una guerra nuclear el año pasado, la nueva etapa será la de finalmente sustituir el armisticio firmado hace 65 años por “un tratado de paz”. “El Sur, el Norte y Estados Unidos avanzarán activamente con la organización de cumbres a tres o cuatro bandas con vistas a establecer un sistema de paz permanente y estable”, añade la declaración conjunta.

De las discusiones verborrágicas entre Trump y Kim Jong-Un que derivaron en amenazas reales y pruebas de misiles que apuntaban a Occidente, el cambio de opinión del líder norcoreano hace parecer que es otro. Su colega estadounidense también mutó sus facciones y felicitó a las Coreas por Twitter por su alianza. “¡Acabemos con la guerra de Corea! Estados Unidos, y toda su gran población, debería estar muy orgullosa de lo que está pasando en Corea”, escribió el primer mandatario norteamericano.

Uno de los detalles insólitos que se vieron, fue al personal de seguridad de Kim Jong-Un correr alrededor de su auto para proteger al líder.