El Ejecutivo vuelve a fijar posición sobre los “presos políticos”

Alberto Fernández marcó sentencia al indicar que "en Argentina no hay presos políticos", y pidió "a los compañeros" que no se caiga en la discusión interna porque "quieren hacernos pelear y dividirnos".
El Canciller - Comentarios

A dos meses de la gestión del Frente de Todos, asoman las primeras diferencias sobre la gestión política. Y Alberto Fernández intenta marcar una línea para que no se desborde la tropa.

En ese sentido, el Presidente volvió a aclarar este lunes que en Argentina “no hay presos políticos“. “El preso político es el que, técnicamente, está a disposición del Ejecutivo. No tengo a nadie preso sin causa”, resaltó Fernández en diálogo con radio Continental, y agregó: “Obviamente que me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo”.

“Hay que decirles a los compañeros que no seamos tontos, que no caigamos en este debate porque quieren hacernos pelear y dividirnos. Todos saben lo que hizo la Justicia. El primero que lo sabe es Alberto Fernández”, completó.

La discusión había explotado días atrás. El ex ministro de Planificación, Julio De Vido, cargó contra varios funcionarios del Gobierno, entre ellos el canciller Felipe Solá y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, quienes siguiendo la línea del Presidente habían asegurado que “no hay presos políticos” sino “detenciones arbitrarias”.

En tanto, el gobernador Axel Kicillof, también dio su versió. En una entrevista con el diario Perfil, aseguró que “hubo lawfare” durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Yo estoy elevado a juicio oral por Bonadio. No procesado, elevado a juicio oral. Por dólar futuro. No encontré a ninguna persona, especialista en finanzas, en derecho, en periodismo, que me diga que lo que hice es un delito”, relató el ex ministro de Economía y agregó que “eso es una Justicia utilizada políticamente. Y viene luego de tapas y tapas de los diarios contra Cristina, contra mí, contra todos. Y no hay una pizca, una centésima de delito. No puede pasar que la Justicia me persiga”.

Milagro Sala

A la polémica también se había sumado la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, ex abogada de Milagro Sala, quien indicó que “en los últimos 5, 6 o 7 años, en toda Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos”. Si bien no hizo referencia puntal a la dirigente social, el nombre de Sala sobrevolaba en la entrevista.

Fernández tampoco esquivó la situación judicial de la jujeña. “Dije que su detención era indebida y que los procesos muchas veces estaban enviciados por sus formas y que eso afectaba a opositores del gobierno de Macri”. Y recordó que el 31 de diciembre de 2016 visitó a Milagro Sala en la cárcel de Jujuy porque estaba convencido con que tenía que estar libre. “Cuando todos los que hoy ponen el grito en el cielo, callaban”, completó.

Cristina Kirchner

Fernández también hizo mención a la situación judicial de su vicepresidenta, Cristina Kirchner. Y volvió a aclarar que la ex presidenta “fue sometida a arbitrariedades en el proceso por ser opositora” y aseguró que siempre opinó lo mismo, “más allá que cuando lo hacía ni siquiera hablaba con ella”.

“No pensamos igual, eso está claro. Pero nada se ha convertido en un tema de conflicto. Las opiniones distintas no me molestan”, aseguró Fernández, sobre la postura de ambos en materia judicial. “Los debates enriquecen la política”, completó.