El divorcio con Pichetto y posible juicio: vuelve Cristina al Senado con temor al desafuero

El Canciller - Comentarios

Luego de la batería de detenciones y procesamientos que dictó el juez Claudio Bonadío, la ex presidenta Cristina Kirchner llegará por tercera vez al Senado. Entre el pedido de desafuero y prisión que oficializó el magistrado bajo el mote de “traición a la Patria” y el divorcio con su ex aliado, el jefe de la bancada peronista Miguel Ángel Pichetto, aparecen como los principales desafíos que deberá enfrentar en el corto plazo y mediano plazo. Por la tarde se reunirá con su tropa en el tercer piso del Congreso para definir una estrategia y repeler la jugada del rionegrino. No es la única tormenta que aparece en el horizonte: el diario Clarín asegura que el fiscal Gerardo Pollicita pedirá esta semana que la ex jefa de Estado vaya a juicio por direccionar obra pública a Lázaro Báez.

Luego de la ruptura de Pichetto, horas antes del pedido de Bonadio, se especula que la ex presidenta utilizará el sello Unidad Ciudadana, estandarte con el que compitió y perdió en las últimas elecciones en la provincia de Buenos Aires contra el ex ministro de Educación y senador electo Esteban Bullrich, como nave insignia de su labor parlamentaria. También está en el tintero que pueda conformar un “interbloque” con los seis senadores que conservaron el sello Frente para la Victoria (FPV). Con estos números el kirchnerismo aspiraría a ser la tercera minoría de la Cámara alta y así intentar arrebatarle la vicepresidencia tercera que hoy conserva el Peronismo Federal.

La conformación de las distintas fuerzas también tiene su vínculo con el pedido de desafuero de la ex presidenta. Es oficial: el oficialismo publicó en el Boletín Oficial que recién en el 2018 podría avanzar con el proceso para quitarle la “inmunidad” judicial a CFK. No obstante, si llegase a crear el interbloque, comenzará una disputa con Pichetto por una silla clave en el futuro de CFK: la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el neuquino Marcelo Fuentes.

La estrategia judicial

A partir de hoy, comenzarán a correr los tres días hábiles para que el abogado de la ex presidenta, Alejandro Rúa, presente la apelación a la preventiva que dictó el magistrado. También están analizando en qué momento acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exponer la situación.

Un juicio que podría asomar

La tesis judicial acusa a CFK de ser la “jefa de una asociación ilícita” y haber defraudado al Estado al no velar por sus intereses y favorecer “al amigo presidencial”, en referencia al empresario patagónico Lázaro Báez (detenido en el pabellón de transexuales del penal de Ezeiza). Según Pollicita, hubo un “reciclaje de fondos” que eran propiedad del Estado y que “enriquecieron el patrimonio” de Néstor y Cristina Kirchner, según dice en el expediente. La Cámara Federal solicitó en dos fallos que Hotesur, Los Sauces y la mencionada se conjuguen en un mismo juicio oral y público.