El debate por la legalización del aborto, el eje de la semana

Con sólo tres días hábiles, la agenda estará centrada en la discusión por la Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara baja.
El Canciller - Comentarios

Tras el acuerdo entre Massa y los jefes de los bloques parlamentarios para la renovación del protocolo de sesiones, Diputados se prepara para 72 horas intensas esta semana por el debate sobre la legalización del aborto.

El miércoles, junto con la renovación de autoridades de la Cámara, se realizará la reunión de Labor Parlamentaria que terminará de afinar los detalles para la sesión del jueves 10 y que se extendería entre 24 y 30 horas. Además, ese día el plenario de comisiones emitirá el dictamen para su tratamiento en el recinto.

En ese marco, se espera un fuerte debate en el hemiciclo en un tema que produce una gran polarización e, incluso, divisiones dentro de los propios bloques parlamentarios. Hasta el momento, los votos son favorables para los verdes en la Cámara baja aunque no se descartan sorpresa y el tema puede definir voto a voto, como ocurre también en el Senado.

Te recomendamos leer

La sesión será, por primera vez desde el inicio de la pandemia, con la presencia de la totalidad de los legisladores excepto mayores de 60 e integrantes de grupos de riesgo. Cada diputado deberá realizarse un test rápido antes de la sesión, se rotaran los presentes para hablar en las bancas y, al momento de votar, se utilizará el VPN para unificar el mecanismo con aquellos que se encuentran a distancia.

A su vez, afuera del recinto se realizarán vigilias y movilizaciones a favor y en contra del proyecto que establece la posibilidad de interrumpir el embarazo hasta la semana 14 de gestación inclusive. El operativo de seguridad estará a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que montará un dispositivo para evitar enfrentamientos entre ambos sectores.

Otra preocupación que recorre a los diputados es evitar los escraches y ataques personales ya sea tanto a legisladores verdes como celestes y  las descalificaciones durante la discusión. En ese sentido, desde la Cámara ya anticiparon que presentarán denuncias penales contra cualquier grupo que busque ejercer presión para influir en la decisión del voto.