El crimen de Abril, entre el dolor y un gesto conmovedor sin final feliz

El asesinato de la nena de 12 años de La Plata, la confesión del asesino y la intención del trasplante a Justina que finalmente no es compatible.
El Canciller - Comentarios

La familia de Abril Bogado, la niña de 12 años que recibió un tiro en la cabeza durante un intento de robo en La Plata, quiso donar el corazón de su hija para Justina, la nena que se encuentra primera en la lista del INCUCAI a la espera de un trasplante. Sin embargo, no es compatible para realizar la operación.

Según se pudo saber, los médicos determinaron finalmente que el corazón de Abril no es compatible con Justina, quien se encuentra internada hace tres meses en la Fundación Favaloro y actualmente está en terapia intensiva.

En tanto, Abril, quien fue agredida durante un robo, falleció este lunes luego de haber agonizando durante el domingo en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata. Por el caso hay un detenido.

Todo ocurrió ayer,  alrededor de las 4.30, cuando Abril llegaba a su casa junto a sus padres, su hermanita de 4 años y su abuelo luego de participar de una fiesta de casamiento.

“Se me escapó el tiro”

La Policía bonaerense detuvo este lunes a José Edgardo “Pepito” Echegaray, quien confesó haber sido el autor del crimen. “Se me escapó el tiro, juro que se me escapó”, repitió ante el personal de efectivos que participó del operativo.

La detención se produjo este mediodía en la calle 505, entre 5 y 6, en La Plata. El acusado se defendió a los tiros con un arma calibre 38. Se cree que es la misma pistola que utilizó para matar a Abril.