El “caucus” de Iowa: primera parada en la carrera presidencial estadounidense

Iowa marca el principio de las elecciones primarias que determinan quién ganará la nominación demócrata para ser el candidato que enfrente a Trump en noviembre.
El Canciller - Comentarios

Este lunes, los ciudadanos de los Estados Unidos esperaban ansiosamente por los resultados de las primeras elecciones primarias de la carrera presidencial. Sin embargo, pasaron las horas y nunca llegaron. La reunión electoral de Iowa, que se conoce como un “caucus”, resultó ser un desastre, y todavía hoy no hay ninguna noticia de cuál candidato demócrata fue el ganador de ese estado.

Sin datos oficiales aún, Bernie Sanders era el favorito para quedarse con esta elección, sobre Elizabeth Warren, Joe Biden y Pete Buttigieg, los cuatro demócratas favoritos de cara a noviembre.

Foto: SAUL LOEB / AFP.

¿Por qué importan las elecciones de Iowa?

Iowa marca el principio de las elecciones primarias que determinan quién ganará la nominación demócrata para ser el candidato que enfrente a Trump en noviembre. Al ser el primer paso, los resultados de Iowa tienen un impacto fuerte en el resto de las elecciones primarias.

Técnicamente, los resultados del pequeño estado de Iowa no tienen gran significado en cuanto al número final de votos nacionales. Su verdadera influencia está en los mentes de los votantes de otros estados.

Una victoria en Iowa funciona como una profecía autocumplida: se ven los ganadores como más elegibles, lo que es un gran beneficio en los ojos de los votantes. Reciben más atención de los medios, mientras los perdedores olvidados se retiran de la carrera. Todos estos factores se amplifican unos a otros, y la influencia de las elecciones de Iowa aumenta de manera exponencial.

Te recomendamos leer

 

¿Qué es un “caucus”?

Los estados utilizan dos procesos distintos para celebrar sus elecciones primarias. La mayoría tiene elecciones tradicionales, pero hay algunos que llevan a cabo el complejo y polémico proceso de una reunión electoral, o “caucus”.

En vez de votar en privado, la reunión electoral es un evento público que involucra discusión, debate y persuasión. Los votantes se encuentran en un lugar designado, que pueden ser gimnasios, colegios, restaurantes, iglesias.

Foot: Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

Los partidarios de cada candidato se dividen en grupos, junto con un grupo de votantes indecisos. Discuten las propuestas de los candidatos y tratan de convencer que otros se unan su lado.

Luego, hay una votación inicial, y después, y los candidatos que no reciban al menos 15% del voto quedan fuera de carrera. Sus partidarios tienen que unir el grupo de otro candidato, y las discusiones y debates empiezan otra vez hasta todos los votantes han decidido.

¿Qué pasa ahora con los resultados?

Los funcionarios del partido demócrata declararon que el retraso ocurría por “incongruencias” en la entrega de los resultados de los distritos. Afirmaron que había un problema con la codificación de la app utilizada para contar los votos y que ya corrigieron el error. Eso despertó dudas acerca de si era un intento de esconder una instancia de piratería informática, aún los funcionarios aseguran que los datos son seguros. Según dijeron, los resultados oficiales se lanzarán esta noche.

Como era de esperar, Trump se aprovechó  de la situación para criticar a sus oponentes y tildarlos de débiles y de poca confianza. “El caucus demócrata es un desastre absoluto”, twitteó. “Nada funciona, igual que cuando gobernaron el país … La única persona que puede afirmar una victoria muy grande en Iowa anoche es ‘Trump’”.

Por la demora en los resultados, es posible que Iowa pierda su influencia. Ahora los candidatos tienen que seguir adelante para continuar sus campañas en Nuevo Hampshire, donde serán las próximas elecciones primarias el 11 de febrero. Mientras los ciudadanos de Iowa y el resto del país continúan esperando alguna noticia de los resultados del caucus.