El “Burrito” Ortega, a horas de la Superfinal contra Boca: “Estos días los estamos padeciendo”

El Canciller - Comentarios

No es común ver a Ariel Ortega en los medios. Más allá de alguna declaración circunstancial, el “Burrito” se mantuvo alejado de los flashes desde el minuto uno en que se convirtió en ex jugador de fútbol, allá por 2012.

Su exitosa carrera estuvo marcada a fuego por su paso por River, club en el que disputó 272 partidos, en tres etapas. Sin dudas, ningún hincha millonario podrá olvidar al equipo de Ramón Díaz, que de la mano de Francescoli, Ortega y compañía ganó casi todo lo que se propuso entre el 94 y el 97.

A horas de la esperada e inédita final de Copa Libertadores entre River y Boca, la palabra del “Burrito” tiene un valor especial. Los 36 clásicos que disputó ( entre partidos oficiales y amistosos) así lo certifican.

Apenas comenzada la entrevista con El Canciller, se nota que la inminente definición lo tiene inquieto, expectante. También queda en evidencia que nada lo moviliza más que los colores millonarios.

¿Cómo estás viviendo la previa?
Con una ansiedad terrible. Es algo que no se vivió nunca y no creo que se vuelva a repetir. Va a ser algo lindo. Como hincha de River quiero que termine y obviamente espero que ganemos.

¿Ya tenés definido dónde lo vas a ver?
Voy a ir a la cancha con mi hijo, que es fanático también. Estoy seguro de que va a ser una fiesta.

¿Cuál es el análisis que hiciste sobre el partido de ida? 
River jugó un buen partido, pero fue parejo, mitad para cada uno. No hubo una gran diferencia de uno hacia otro. El primer tiempo, River jugó bien, tuvo más la pelota pero Boca en el segundo lo equiparó. Fue justo el empate.

¿Cuáles creés que serán las claves para la definición?
Es un partido distinto a todos. A mí me tocó jugar clásicos pero esto es algo único. Es una final de Copa Libertadores, algo maravilloso para jugar. River tiene la ventaja del público local y eso influye en una final de estas características. Seguramente, el que se equivoque menos se va a llevar el triunfo.

¿Cómo te imaginás que lo va a plantear Boca?
Pienso que va a jugar como terminó en la Bombonera, con Benedetto y Wanchope arriba. Pero también se dice que va a jugar Tevez. Los delanteros que tiene Boca están muy bien, en un gran nivel. Es difícil de saber quién va a jugar. Hasta Guillermo debe tener sus dudas.

¿Tevez puede llegar a ser un factor?
Seguro. Es un jugador desequilibrante, que no siente la presión. Tiene mucha experiencia, ganó muchos títulos. Si está bien, hace dudar a cualquier entrenador. Una duda positiva.

¿Qué consejo le darías a Gallardo para afrontar el partido?
Él tiene suficiente experiencia. Fijate que jugó muchos clásicos como entrenador y también como jugador. Y siempre le fue muy bien. Le deseo mucha suerte y espero que nos de la victoria (sonríe)

“River tiene la ventaja del público local y eso influye en una final”

¿Estás en contacto con él actualmente?
Ahora no, más en estas instancias en las que están todos super concentrados, muy metidos. Pero cuando lo veo tengo muy buena relación.

¿Y de Guillermo qué opinión tenés?
Tanto él como Marcelo son dos entrenadores jóvenes, que le están dando mucho al fútbol argentino. A Guillermo también le fue muy bien en Lanús. Y Gallardo cuando empezó en Nacional de Montevideo tuvo éxito. Es algo que tienen en común. Creo que los dos podrían dirigir tranquilamente a la Selección Argentina. Son dos técnicos muy buenos y con el tiempo serán mucho mejores.

Jugaste 36 clásicos. ¿Qué es lo que más extrañas de este tipo de partidos?
La previa. Lo que se vive antes de un clásico es inigualable, es lo que le importa al hincha, el partido más importante. También el ambiente: yo tuve la suerte de que en ese momento podían ir visitantes y eso lo hacía aún más lindo.

¿Algún superclásico que recuerdes en particular?
Uno se acuerda más de los que ganó, por supuesto. Hay dos en la cancha de Boca, en los que pudimos ganar y además meti goles. Los hinchas también me los recuerdan.

Hablemos un poco de la Selección Argentina.
Vi los últimos dos partidos (NdeR: sendas victorias ante México). Es un ciclo nuevo, con jugadores jóvenes que recién están empezando, recién son sus primeros partidos en la Selección. Con más tiempo van a ir mejorando. El cuerpo técnico es joven, aunque igual no sé si lo van a ratificar. Pero sin dudas tiene que estar Messi, no puede faltar nunca. Es el mejor de todos y puede potenciar a esta nueva camada.

¿Quién debería ser el próximo DT?
Es una decisión que tienen que tomar el presidente de AFA y los dirigentes. Es una responsabilidad linda. En Argentina el fútbol es muy importante y se lo tiene que valorar. Al que esté hay que apoyarlo.

¿Volverá Messi? 
Ojalá que sí. Quiero que esté siempre, es un jugador que le dio mucho al fútbol argentino, es nuestra bandera, el que mejor juega. El que no quiera jugar con Messi no entiende nada de fútbol.

De los jugadores actuales, ¿te sentís identificado con alguno?
Es una comparación difícil. Hay muchos jugadores que andan bien, muchos jóvenes. Acá estamos muy acelerados al querer que todos jueguen como Messi y no es así. Con el tiempo irán demostrando su potencial.

“El que no quiera jugar con Messi no entiende nada de fútbol”

De estos jóvenes que mencionás, ¿por cuál pagarías una entrada? 
(Piensa) Lamela. Creo que la Copa América será una buena vidriera para que ellos se puedan mostrar, que agarren confianza. Eso dependera tambien del entrenador que esté.

En estos días, Batistuta declaró que el partido con Holanda del Mundial 98 fue uno de los que más le dolió perder. ¿Qué significó para vos?
Fue un partido que me marcó. Una experiencia que no fue buena, más allá de que venía jugando espectacular. Pero eso no importa porque nos tocó quedar afuera y a mí me expulsaron. Hoy por hoy ya no pienso en eso, pasó mucho tiempo. Cuando me vienen esos recuerdos me entristezco porque pienso que podría haber hecho otra cosa. Uno siempre busca hacer lo mejor pero en ese momento se dio así y hay que aceptarlo.

La última: ¿cómo te imaginás este sábado a las 19?
Espero estar festejando con mi hijo. Él es muy fanático de River y estos días los estamos padeciendo.