El año corto para el oficialismo y la agenda de Mirtha Legrand

El Gobierno impulsa una agenda alejada de los temas económicos, mientras el Presidente se corre del centro de la escena.
El Canciller - Comentarios

Luego de la victoria y el gran respaldo electoral de Cambiemos en octubre pasado, Mauricio Macri quedó inhabilitado para culpar a la oposición de las responsabilidades del presente. En ese marco, impulsó una serie de medidas que causaron gran descontento popular –el ajuste a los jubilados fue la muestra más cabal–. A partir de ese momento la imagen del Presidente comenzó a decaer y las expectativas económicas se derrumbaron.

Desde ahí, Chocobar y el gatillo fácil, la atención a extranjeros en hospitales y abrir el debate para despenalizar el aborto han sido los temas que el oficialismo ha tratado de imponer, con éxito, en la agenda. Tapar temas económicos con otras cuestiones es más viejo que Mirtha Legrand.

Sobre el aborto se da el caso inédito de que el oficialismo abre el debate sobre un proyecto que no solo no avala, sino que va en contra de todas las creencias ideológicas y religiosas del partido gobernante. Sin embargo, y pese a que desde algunos sectores creen que esta jugada es una cortina de humo, se presenta una gran oportunidad para el movimiento de mujeres y las diferentes fuerzas que apoyan la despenalización.

Chocobar y el gatillo fácil, la atención a extranjeros en hospitales y la despenalización del aborto fueron los temas elegidos por el oficialismo para tapar los baches económicos.

La interrupción del embarazo es una decisión que no solo ya existe en la sociedad, también se realiza. Son las complicaciones relacionadas a las prácticas abortivas de forma insegura y clandestina las que llevan a casi 49 mil mujeres con capacidad de gestación a ser hospitalizadas por año, siendo la mayoría proveniente de los sectores más vulnerables de la sociedad. Las movilizaciones encabezadas por el movimiento de mujeres y el debate en la agenda pública prometen lograr un avance cualitativo y expectativas a llegar a la media sanción del proyecto de Ley de IVE en el Congreso.

Retomando el punto central de la nota, la muestra de que el Presidente busca salir del centro de la escena fue el intrascendente discurso que pronunció en la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional. Un Macri moderado evitó hablar de temas relevantes, pero sí se tomó su tiempo para dar consejos de seguridad automovilística.

La prensa oficial y el Poder Judicial también juegan su partido en este asunto. Todos los cañones apuntan a la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quien ocupa los principales lugares de los portales de noticias, diarios, horas de TV y radio con las escuchas ilegales totalmente irrelevantes y con las múltiples causas que impulsan en su contra.

Macri busca salir del centro de escena y una muestra fue el discurso intrascendente que brindó en la apertura de sesiones ordinarias

Mientras tanto, otros temas importantes no cobran la merecida atención: la inflación no cesa, el bolsillo de los argentinos está cada vez más golpeado por el ajuste económico, millones de niños no arrancaron las clases y el repunte de la economía viene más lento que Pinola.

El objetivo de la Casa Rosada es que el año pase lo más rápido posible, un año corto, para arrancar el 2019 electoral inyectando liquidez en la economía y levantar la imagen de cara a la posible reelección de Mauricio Macri. Ahora solo resta ver quien manda: la agenda impuesta por el oficialismo o el bolsillo de los argentinos.