El acto en la ESMA y el homenaje a Illia: los reproches (por Alfonsín) de Negri a Alberto

El candidato del Frente de Todos reivindicó la figura de Alfonsín y el dirigente de Cambiemos salió con los tapones de punta.


El Canciller - Comentarios

Alberto Fernández reivindicó la figura del histórico dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR), Raúl Alfonsín, y el diputado nacional por la provincia de Córdoba y actual presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, no se quedó callado: “Me acordé de cuando era el Jefe de Gabinete y en la ESMA le dijeron que no había hecho nada por los DDHH. También cuando no le permitieron entrar a la Casa Rosada para hacerle un homenaje a Arturo Illia”.

Negri hizo referencia a dos hechos puntuales. El 24 de marzo de 2004, a 28 años del último golpe, el entonces presidente Néstor Kirchner encabezó un acto en la ESMA, formalizó la creación del Museo de la Memoria y pidió “perdón por haber callado durante 20 años de democracia las atrocidades cometidas por la represión ilegal de la última dictadura”. Más allá de sus palabras, ese acto es recordado por ser el mismo día en que Kirchner bajó los retratos de los ex dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone del Patio de Honor del Colegio Militar.

Sin embargo, su alusión al silencio del Estado por los crímenes de la dictadura continuó con un duro comunicado de la UCR, que le recordó el juicio a las juntas militares realizado en 1985. Lejos de quedarse callado, Raúl Alfonsín le respondió el mismo día: “no puede afirmarse que durante mi gobierno se haya guardado silencio. Si queremos alcanzar la verdad y la justicia algún día, será necesario recuperar el valor de las palabras y no permitir que la emoción borre la diferencia ética que existe entre los indultos y el Nunca Más o el juicio a las juntas”.

El otro hecho ocurrió dos años después y durante la misma presidencia, Alfonsín quiso entrar a la Casa Rosada, junto a medio centenar de radicales, a dejar una corona de laureles ante el busto del ex mandatario Arturo Illia, en el 40° aniversario de su derrocamiento. Pero no pudo hacerlo.

“Hoy venimos sencillamente a depositar una corona de laureles y no podemos hacerlo a nuestro gusto, pero vamos a dejarla acá para recordar lo que significó el radicalismo y el ejemplar gobierno de Illia para la democracia”, dijo Alfonsín esa tarde, detrás de las vallas de la Casa de Gobierno.

En ese momento desde el kirchnerismo aseguraban que “no habían cumplido los pasos formales” necesarios para entrar a Balcarce 50. En la UCR, en cambio, aseguraron que hicieron los pedidos correspondientes, pero no tuvieron respuesta.

Más allá de la confusión, el entonces Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli llamó a Alfonsín ese mismo día para disculparse y ofrecerle encabezar un acto conjunto con Kirchner en el Salón de los Bustos de la Casa Rosada. El referente del radicalismo dejó atrás el incidente y rechazó la invitación, pero más de diez años después la confrontación sigue vigente.

Fernández, Negri y se sumó Naidenoff

Luego de los dichos de Negri, el cruce continuó con la respuesta de Fernández, quien lo trató de mentiroso. “Los argentinos ya los conocen y saben lo que hicieron con las banderas del radicalismo“, escribió el candidato presidencial del Frente de Todos.

Luego, en diálogo con radio Milenium, el ex jefe de Gabinete kirchnerista siguió con sus embates: “A Negri le debe pesar la traición que le hizo a Alfonsín el día que se abrazó con Macri. Supo Alfonsín lo que lo quise y lo que lo valoré como para que Negri me ande tratando como un mentiroso. Él miente. Le mintió a todos los radicales asociándolos a este Gobierno de ladrones de guante blanco, un radicalismo que siempre habló de ética”.

En el medio, el senador Luis Naidenoff dio su versión de los hechos, también a través de Twitter, y respaldó a Negri. “Negri no miente. El que dio cátedra de la mentira fuiste vos. ¿O te olvidas que eras Jefe de Gabinete cuando tomaron la decisión política de intervenir el INDEC para ocultarle a los argentinos la pobreza y la inflación?”.