El abogado de Fabbro: “La nena miente, no fue violada”

Francisco Oneto realizó las polémicas declaraciones en la entrada de Tribunales, mientras su cliente declaraba por el caso de abuso sexual a su ahijada.
El Canciller - Comentarios

“Es una nena con mucha imaginación”. Con esas palabras describió el abogado Francisco Oneto a una niña de 11 años víctima de abuso sexual. El acusado es el futbolista Jonathan Fabbro y Oneto, su letrado. Sin tapujos, el doctor fue más allá y llegó al límite: “La nena miente, no fue violada”.

Todo sucedió frente a los Tribunales porteños, cuando llegó el extraditado jugador de fútbol directo desde México y custodiado por la división Interpol de la Policía Federal.

“Los chats que hay son los que tienen cualquier sobrina con cualquier tío”, minimizó Oneto ante los periodistas presentes. Las conversaciones a los que se refiere y de los cuales niega su veracidad son aquellas capturas de pantalla que incriminan a Fabbro y lo acusan de abuso sexual de una menor de edad. A pesar de la opinión del abogado, las pruebas fueron verificadas por los peritos y validadas por la Justicia.

  

Sin embargo, para el letrado el problema va más allá: “Hay una tendencia a creerle al testimonio de la víctima. Se analiza el testimonio a través de la empatía. Es mucho más fácil ser empático con el testimonio de una niña y no con una estrella internacional de fútbol”.

El ex futbolista de la selección paraguaya declaró durante dos horas ante el juez Santiago Quian Zavalía sobre los presuntos abusos sexuales que habría realizado durante cinco años. En tanto, hace cuatro meses que Fabbro está en prisión desde que fue arrestado en un hotel de la ciudad mexicana de Cholula.

“Doctor, ¿usted dice que la nena miente?”, se preguntaron los noteros en las afueras de Trinbunales. “Sí”, afirmó el abogado con una seguridad sorprendente.”Por qué mentiría no lo sabemos, hay mucha gente que miente”, continuó.

Gastón Marano, abogado querellante de la familia de la víctima, había pedido el arresto del jugador hace exactamente un año. Las pruebas, que permitieron que avancen las acusaciones, son impactantes e incluyen los chats y una Cámara Gessell donde atestiguó la víctima.

El video completo