Efecto Bolsonaro: evita el Gobierno argentino un cruce por el Mercosur y hay fiesta en los mercados

El Canciller - Comentarios

Los mercados recibieron con los brazos abiertos al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro: la Bolsa de San Pablo, la mayor de América Latina, abrió con un alza de casi 3% y el dólar se depreció más de 1% frente al real en las primeras horas de la negociación.

Los inversores ven con buenos ojos la ola de privatizaciones anunciada por el futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, que prometió que serán “totales” pero aclaró que se conservarán algunos “activos estratégicos”, como llaman sus militares asesores a empresas como Petrobras y Eletrobras.

En Wall Street, las acciones de empresas brasileñas tuvieron también un buen desempeño: hubo fuertes alzas de la aerolínea Gol (6,05%),  Petrobras (4,25%), el Banco Itaú (3,62%), el gigante de bebidas Ambev (3,39%) y la minera Vale (2,32%), entre otras.

Sin embargo, en Argentina el escenario fue distinto. Los dichos de Guedes sobre el Mercosur preocuparon a algunos empresarios que exportan a Brasil e incluso al Gobierno. El futuro ministro dijo que el bloque comercial “no será una prioridad” para la nueva administración de ese país, aunque negó que vayan a retirarse.

En público, el Gobierno intentó bajarle el tono a través del canciller Jorge Faurie. “Somos dos países vecinos que tenemos un nivel de integración extremadamente importante, no sólo en Mercosur sino en el tejido de relaciones económicas, políticas, sociales”, dijo Faurie a La Nación tras las declaraciones de Guedes.

El canciller argentino pidió evaluar al nuevo gobierno “por sus decisiones fuera de la campaña” y no por declaraciones que considera que fueron malinterpretadas por la prensa, y hasta compartió con el futuro funcionario la idea de no relacionarse con países “con alto grado de ideologización”, que no serían precisamente los del Mercosur.

Según el ministro de Relaciones Exteriores, “no fueron esas las palabras del ministro designado”. “Él dijo que debían alejarse de los procesos de integración con alta ideologización”, agregó, aunque evitó aclarar si se refería al Merocosur: “No voy a especular yo sobre lo que dijo otro ministro designado antes de que comience con su función. Hay un tiempo ahora para que cada una vaya formulando sus líneas de trabajo”.