¿Edificios sin porteros? El plan para bajar las expensas

El Canciller - Comentarios

Si bien todavía no hay un anuncio formal para concretarlas, el Gobierno de la Ciudad pondrá en marcha un plan para bajar hasta un 20% el costo de las expensas, cuyo precio en el último año escaló en un 34,7%. La medida, además de espaciar los controles y simplificar los trámites, contempla no obligar más a los consorcios de brindarles vivienda a los encargados.

En la actualidad, un edificio que consta de más de 15 pisos debe darle obligatoriamente un departamento exclusivo para los encargados. La medida que tomará el gobierno porteño buscará modificar el Código de Edificación.

Otro elemento clave del proyecto consiste en los controles sobre los edificios. Precisamente, en la limpieza y el mantenimiento de los tanques de agua (cuyo control  se realiza cada seis meses) se buscará que pase a ser a través de un análisis de laboratorio. En caso de ser negativo el resultado, se realizará cada año para evitar desperdiciar millones de litros en toda la ciudad. Cada edificio paga $13.000 de agua en promedio.

Los controles en los ascensores pasarán a ser más regulares, precisamente en los más antiguos. Si bien se realizan mensualmente, la medida busca tener un control más exhaustivo sobre su funcionamiento. Lo mismo ocurriría con las calderas, que hoy deben examinarse cada tres meses, publicó Clarín. Por último, se eliminará el certificado de “Edificio Seguro”, cuyo pago es obligatorio.

El secretario general del sindicato SUTERH, víctor Santa María, le dió -en principio- el visto bueno: “Está bueno que la gente pueda tener acceso a una mayor información, simplificar los trámites y transparentar lo relativo al consorcio”. No obstante, también remarcó que “los sueldos de los porteros han aumentado mucho menos que los servicios en los departamentos”, dijo en diálogo con Radio La Red.