Ecotasa, advertencia y demanda: lleva Macri al intendente de Bariloche a la Corte

Tras un aviso del mismo Presidente en Casa Rosada en agosto, el intendente Gustavo Gennuso mantuvo el impuesto al turista. Ahora el Ministerio de Hacienda trasladó el conflicto a la Corte Suprema e incluyó al gobierno de Río Negro.
El Canciller - Comentarios

En la tarde del 15 de agosto, en una reunión en Casa Rosada con empresarios turísticos de Bariloche, el presidente Mauricio Macri advirtió que “los intendentes deben cuidar el gasto y no agregar mas impuestos que los que ya tienen los ciudadanos”, en una clara referencia a la Ecotasa, cargo desarrollado por el Municipio local que se le cobra a los turistas.

El mensaje, a su vez, tenía como único destinatario al intendente oficialista Gustavo Gennuso. Sin embargo, éste hizo caso omiso al pedido de Macri: mantuvo el impuesto y desafió las órdenes directas del líder de Cambiemos. “Me hubiera gustado decirle que hemos sido extremadamente cuidadosos con la plata de las personas”, había declarado luego de la reunión en Casa de Gobierno.

Macri: “Los intendentes no deben agregar más impuestos que los que ya tienen los ciudadanos”

En su momento de implementación, con esta medida impositiva, que es fija, se cobra por persona, por noche y hasta un máximo de tres noches, se esperaba recaudar $50 millones anuales, que serían destinados a obras de infraestructura turística. Pero las estimaciones no fueron tan precisas y sólo se alcanzaron $12 millones, un monto muy bajo en detrimento del apoyo del gremio hotelero.

Ahora, a poco más de dos meses y con el fuerte respaldo nacional en las elecciones legislativas, el Presidente de la Nación lleva el caso a la Justicia e intenta declarar “inconstitucional” la Ecotasa, ya que no ofrece ningún servicio en contraprestación y se superpone con el IVA.

La demanda presentada ante la Corte Suprema por la Procuración Nacioal del Tesoro, en representación del Ministerio de Hacienda, no sólo apunta a Bariloche, sino también a la Provincia de Río Negro.

Rápidamente, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck le soltó la mano a Gennuso: habló de “autonomía municipal” en la provincia y aclaró que ahora “el cuerpo de legales de la Municpalidad tendrá que explicar que hay una contraprestación y no es un impuesto”.