Una familia tipo necesita un salario mínimo de $ 31.148 para no caer bajo la línea de pobreza.

Así lo determinaron los índices difundidos este miércoles por el Indec sobre Canasta Básica, que en el mes de junio aumentó un 2,7% respecto al mes de mayo, y registró un costo de $ 12.409,72 en los últimos dos meses. 

Canasta Básica: aumento del 2,7% en junio y $ 31.148 (por familia) para no ser pobre

El primer semestre cerró con casos semejantes a la inflación, pero se mantuvieron con una suba de tres puntos respecto del alza general de precios de la economía en los pasados 12 meses: las variaciones interanuales de la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica Total , resultaron del 58,3% y 58,9%. 

Sumado a ello, en marzo la Canasta Básica Alimentaria encareció 58,3% en 12 meses y 21,7% en el semestre. Tal es así que los $ 12.500 de salario equipararon en junio a los $12.410 que se requirieron para cubrir los alimentos de la familia tipo.

La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total, incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

Canasta Básica: aumento del 2,7% en junio y $ 31.148 (por familia) para no ser pobre

No obstante, los componentes que determinan los cambios en los indicadores de pobreza e indigencia se asocian con otras tres cuestiones: empleo y salarios.

Se estima que la economía siguió achicando la nómina de trabajadores registrados y actualización de remuneraciones; y las asignaciones familiares, jubilaciones y pensiones, que recibieron en junio una actualización trimestral.