Dujovne, entre el tabú del dólar, las presiones de la oposición “demagógica” y la ilusión del 15%

El Canciller - Comentarios

Nicolás Dujovne reapareció cerca de las 9.40 en el Palacio de Hacienda, secundado por el ministro de Finanzas, Luis Caputo. Ningún funcionario más alrededor. En los primeros minutos de la onferencia se terminaron las especulaciones sobre un posible cambio en el equipo económico y rápidamente alejó los fantasmas que anticipan modificaciones en los nombres del Gabinete.

¿Un dato a tener en cuenta a lo largo de toda la conferencia? El titular de la cartera económica mencionó sólo en dos oportunidades la palabra “dólar”, todo un indicio del tabú que implica para Cambiemos abordar la cuestión de la moneda norteamericana y la fuerte corrida cambiaria de la última semana.

Entre los anuncios más importantes, Dujovne aseguró que la meta del déficit será del 2,7% y el ajuste será mayor con 30.000 millones menos en obra pública. A su vez, ratificó el rumbo económico del Gobierno y ratificó la meta inflacionaria del 15% para este año.

“Hemos trabajado con metas fiscales para solventar la economía para poder congeniar los objetivos y hemos cumplido nuestras metas”, dijo el ministro de Hacienda al comenzar la conferencia, mientras explicó que “las monedas emergentes se han depreciado y tenemos más incertidumbre doméstica por la presión fiscal y la irresponsabilidad de la oposición” de querer frenar los aumentos en las tarifas.

“Ante esas presiones demagógicas queremos ratificar el rumbo de la economía fiscal”, expresó, mientras anunció: “Modificamos la meta del déficit de 3,2% a 2,7%”.

“Queremos dejar de emitir deuda y depender de los mercados. Por eso damos señales contundentes para saber de dónde venimos y había dónde vamos”, añadió Dujovne, e intentó mostrar coincidencias en el equipo económico de Cambiemos.

“Por primera vez en muchos años el crecimiento de los ingresos supera al del gasto”, lanzó, en tanto que destacó que “la recaudación está creciendo a un ritmo significativo”.

“A la oposición le cuesta abandonar las prácticas demagógicas”, dijo Dujovne

En otro tramo de la conferencia, Dujovne apeló a la “pesada herencia” para explicar los desórdenes financieros en el gobierno: “Hemos podido desandar años de despilfarro”.

“A la oposición le cuesta abandonar las prácticas demagógicas”, insistió Dujovne, mientras que destacó que la “Argentina está muy bien preparado para sostener estos shocks externos”.