Drogas, millones y poder: la alianza y los negocios entre barras de Laferrere y Atlético Nacional

El Canciller - Comentarios

El negocio era millonario. Los delitos de las barras en el mundo del fútbol son moneda corriente. En este caso, la sorpresa es que la banda desbaratada no funcionaba solo en el país, sino que tenía una fluída relación con Atlético Nacional de Medellín, de Colombia.

15 barrabravas de Laferrere fueron detenidos por la Policía bonaerense, en tanto se secuestró también una “importante cantidad de drogas, autos y motos”, según confirmó el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

“El Cartel de los Barras”, así se lo denominó, había simulado forjar una amistad a través del fútbol, pero el objetivo final era el de vender la droga, que era entregada en concesión por los colombianos.

La investigación comenzó hace algunos meses y tomó color cuando se detectó el nivel de ostentación de los barras de Laferrere que fueron a ver los partidos de la Selección Argentina al Mundial de Rusia. Las caras de los violentos fueron detectadas rápidamente y la comunicación llegó desde Rusia.

Liderado por el Gordo de La Paternal, el jefe de la barrabrava y de la banda narcotraficante, el encargado de la distribución -también detenido- organizaba a las mulas que ingresaban la droga vía aérea, terrestre y fluvial, indicó Ritondo.

La barra del Villero, como se denomina al famoso equipo del oeste bonaerense, tenía peso específico en el Conurbano y múltiples conexiones políticas. Aliado a Hinchadas Unidas Argentinas (el grupo de violentos que se unió antes del mundial de Sudáfrica), los hombres que miran los partidos desde el paravalancha perdieron el blindaje judicial y cayeron en forma de dominó.

Las vinculaciones políticas y el poder que tenía la “Banda narco de la Ruta Tres” permitía que hicieran negocios millonarios, especialmente en la zona de La Matanza. En el ministerio de Seguridad, según pudo averiguar elCanciller, habría nuevas detenciones de más barras en el fútbol argentino.