Dos por uno: 5 series en las que un actor interpreta a más de un personaje

En Friends, vimos cómo Lisa Kudrow personificó a Phoebe y a su gemela Úrsula al mismo tiempo. ¿Qué otros casos icónicos encontramos en la pantalla chica?
El Canciller - Comentarios
@Enzo Y faltó el chavo del 8!...

I Know This Much Is True es el flamante estreno de HBO, en el que Mark Ruffalo se pone en la piel de Thomas Birdsey, así como también, al mismo tiempo, en la de su hermano gemelo esquizofrénico. Este drama nos envuelve en las historias de los dos personajes, que son interpretados por el mismo actor.

A propósito, recordamos otras cinco series en donde actores y actrices se pusieron en la piel de hermanos, clones y “dobles”.

Tatiana Maslany en Orphan Black (Netflix)

Sarah, Alison Hendrix, Cosima Niehaus, Helena, Rachel Duncan, Elizabeth Childs eran solo algunas de las personalidades que Tatiana debió llevar a la pantalla chica para la serie. Si bien es cierto que la actriz llegó a interpretar a más de diez personajes, solo la mitad tenían papeles esenciales a la trama y requerían de un mayor trabajo de caracterización.

Los muchos clones de Maslany le dieron el merecido Emmy como mejor actriz protagónica y la llevaron a convertirse en una de las figuras de ese año.

Paul Rudd en Cómo Vivir Contigo Mismo (Netflix)

La serie retoma el cuestionamiento clásico: ¿qué pasaría si pudieras tener un clon que hiciera todas las cosas que vos no tenés ganas de hacer?

Esto es lo que le ocurre a Miles después de meterse en un spa con la promesa de una tarde de relax. Lo gracioso del asunto es ver como aquel publicista atrapado en la rutina, deberá enfrentarse a alguien superior física y emocionalmente. Su clon no tiene ojeras ni años de cansancio, y es más creativo, inteligente y sensible que él.

La serie de ocho episodios tiene una estructura que nos muestra los mismos acontecimientos desde la perspectiva de uno y otro. Asimismo, reafirma la versatilidad actoral de un enorme Paul Rudd.

Te recomendamos leer

Nina Dobrev en The Vampire Diaries (CW)

La fórmula de vampiros y triángulos amorosos siempre funciona. Los productores de The Vampire Diaries sabían que tenían un éxito asegurado cuando estrenaron la serie con Nina Dobrev, Ian Somerhalder y Paul Wesley, sus jóvenes y atractivos protagonistas.

La premisa era simple: humana conoce a vampiro y se introduce en un mundo nuevo repleto de peligro, romance y aventuras desconocidas.

En el medio de todas las subtramas amorosas, el contacto con ese mundo desconocido y la relación con su familia, Elena Gilbert conocía a su doppelgänger Katherine Pierce; igualita a ella, claro.

Lisa Kudrow en Friends (Warner)

Imposible no pensar en Friends cuando hablamos de hermanos gemelos en la ficción. Lisa interpreta a Phoebe y a su gemela Úrsula en algunos episodios.

Pese a verse idénticas físicamente, su relación nunca fue la mejor. Es por eso que la sitcom decidió no mostrar la evolución de su relación en una suerte de reencuentro entre los personajes. Una decisión súper astuta, porque las Buffay son tan opuestas y distantes que hubiera sido imposible encontrar algún punto de conexión entre ellas.

Como nota de color, Kudrow empezó interpretando al personaje en Mad About You (1992) en donde ocupaba el rol de la mesera antipática de Jamie y Paul.

A diferencia de Phoebe, Úrsula era desconsiderada y egoísta e hizo pasar a su hermana por varias situaciones incómodas. Las mentiras a su prometido en la fiesta de Halloween, su incursión en el mundo pornográfico en donde usaba el nombre artístico de Phoebe o cuando empezó a salir con Joey y le rompió el corazón, son solo algunos de los ejemplos.

Como bonus, en Friends también hubo un episodio en donde David Schwimmer (Ross) interpretaba a Russ, el nuevo novio de Rachel.

Te recomendamos leer

James Franco en The Deuce (HBO)

El creador de The Wire (David Simon) se puso detrás de la serie que habla sobre los inicios de la industria del porno y la aparición del HIV. James Franco interpreta a los gemelos Vincent y Frankie Martino, que operan para la mafia en la neoyorquina de Times Square.

Como productor ejecutivo y director de algunos episodios, el actor puso toda la carne al asador para su proyecto en HBO y estuvo muy cerca de quedarse afuera de su propia serie. El rodaje de la primera temporada había coincidido con los casos de abuso de Weinstein, y en aquel entonces, James Franco también había sido denunciado por acoso en sus talleres de teatro. El actor negó todas las alegaciones y The Deuce fue estrenada. Pero Hollywood -y la sociedad- ya no perdona. Desde entonces no se vio más nada sobre él.

Detrás de la doble identidad

Hay todo tipo de magias digitales que pueden utilizarse para lograr el reconocido efecto doppelgänger, empezando por uno de la vieja escuela: la pantalla partida. En este caso se graban las escenas por separado y después se unen en post-producción. Además, se utilizan algunos trucos en el decorado para que el espectador no pueda ver la línea que separa ambas tomas y así lograr una simetría perfecta.

A esto y gracias al avance tecnológico habría que sumar las sustituciones de cara por CGI junto a la utilización de dobles. Esta técnica lleva el nombre de “Motion control” y se usa para integrar imágenes generadas por computadora en imágenes reales.