Domiciliaria, demoras en la causa y maltratos: los dos años de Milagro Sala bajo prisión preventiva

El Canciller - Comentarios

Hoy se cumplen dos años de la detención de Milagro Sala. Presa desde el 16 de enero del 2016, tras el acampe que duró 52 días en la puerta de la Casa de Gobierno de la provincia de Jujuy, hoy enfrenta un panorama judicial complejo: acumula quince causas en la Justicia provincial y federal.

Actualmente, mientras cumple su detención domiciliaria en su casa del dique La Ciénaga, que cuenta con un complejo sistema de seguridad compuesto de 26 cámaras, gendarmes que rodean la propiedad y cerco perimetral alambrado, la organización Tupac Amaru denunció en un comunicado que su detención “es ilegal y arbitraria“.

En la mañana del 16 de enero, fuerzas de seguridad de la provincia, encabezadas por el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, la detuvieron: La Tupac protestaba por el plan de regularización de cooperativas impuesto por el gobernador Gerardo Morales. La cuerda se tensó al máximo con la negativa de Sala a despejar al área y el rechazo de Morales a entablar un diálogo. En ese momento el mandatario la acusó a la la líder de la Tupac de haber dirigido los fondos estatales destinados a planes sociales de manera discrecional durante la era kirchnerista e, incluso, de haberse quedado con parte de ese dinero.

Sala ingresó el 20 de enero al Penal de Alto Comedero. Allí pasó su etapa más dura: denunció maltratos, torturas por parte de las guardiacárceles e incluso comenzó una huelga de hambre que duró tres días y debió interrumpirla por pedido de su familia.

Su detención configuró un serio traspié para la política exterior del gobierno de Mauricio Macri. Amnistía Internacional, el grupo de trabajo de detenciones de la ONU, el titular de la OEA, Luis Almagro y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidieron por su liberación.

Luego, la CIDH dictó una medida provisional a favor de Sala. “La protesta es un ejercicio legítimo de la libertad de expresión que debe ser facilitado y no sujeto a criminalización u otras formas de represión”, sostuvo en un comunicado en diciembre del 2016.

El 30 de agosto del 2017, un mes después de la la medida cautelar de la CIDH, trasladaron a la dirigente casa del dique. El 14 de octubre, en pijamas y descalza, Sala fue devuelta al penal, aunque, finalmente, desde el 15 de diciembre permanece en La Ciénaga, sede de su detención domiciliaria.

En algunas causas estamos retrasados, por ejemplo la de fraude a la Administración Pública. Pero en la última, por ejemplo, la que comenzó hace una semana con los 21 allanamientos, avanzamos rápido”, señaló el fiscal del Ministerio Público Acusatorio, Sergio Lello Sánchez, en diálogo con ElCanciller.

Y añadió: “Sala está acusada de lavado de activos. Hay partes que irán a la justicia federal por evasión impositiva. Todo se originó con la denuncia del funcionario de la AFIP, Jaime Mecikovsky. Creemos que esto es el epílogo de la defraudación. Se secuestraron dinero y vehículos”.

Las principales causas contra Milagro Sala:

  • Tentativa de homicidio
  • “Causa de las bombachas”
  • Luca Arias
  • “Pibes Villeros”
  • Amenazas (tres causas en total, en dos fue absuelta)
  • Asociación ilícita/megacausa
  • Lavado de activos
  • Huevazos a Morales
  • Enriquecimiento Ilícito
  • Fraude a la administración pública