Dólar, Lebacs y Merval: rinde Caputo examen en su primer Supermartes y aguarda la City la nueva tasa

El Canciller - Comentarios

Luis “Toto” Caputo enfrenta hoy una nueva misión: vencen casi 530.000 millones de pesos en Lebac. En su segundo día como presidente del Banco Central necesita buenos resultados para irradiar confianza a un mercado que tiene al Gobierno para el cachetazo. Ayer, “Toto” aguantó el precio del dólar y bajó 40 centavos, pero el Merval cayó 8.3% y los bancos y las empresas energéticas se hundieron hasta un 14%. El mercado no da respiro y todos los días pone a prueba a los funcionarios. En unas horas empieza el “supermartes” donde Caputo dará el examen final.

Ahora, el Gobierno necesita desactivar la bola de nieve en que se transformaron las Lebac. Dentro del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se acordó que se iban empezar reducir y así poder bajar la tasa de interés. El presidente Mauricio Macri después de desplazar a Federicos Sturzenegger definió que Caputo va a ser el cirujano que desarme la artimaña financiera.

La suerte de hoy se empezó a definir hace un mes, cuando el dólar estaba a $25, y “Toto” logró que los banqueros, que son quienes mueven el perímetro a la hora de quedarse o irse de Lebac, renovaron contrato para que el Central no se hunda. La jugada financiera dejó una tasa de interés del 40% que trajo más problemas a la economía interna que se terminó de frizar.

La city aguarda expectante el número en que el Central deje la tasa, para que los inversores no se vayan de Lebac. Los rumores dicen que la subirá a un 43.5%. 

El operativo para desactivar el instrumento financieros comenzó con Sturzenegger que había logrado reducir el abultado monto de 633 mil millones a 530 mil millones de pesos. El plan, ahora, es reemplazar las Lebac por bonos de largo plazo que además tenga el incentivo de que los bancos los puedan computar como reservas propias.

Caputo y su equipo se ponen a prueba frente a un nuevo vencimiento que le puede traer problemas al Gobierno. Todo los días parecen estar bajo observación pero hoy el presidente del Central juega su suerte de acá al futuro y quizá con él la de Cambiemos. En breve empieza a dar su examen final.