Dólar, Banelco, crisis y “lawfare”: los apuntes del discurso que dará Cristina

El Canciller - Comentarios

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner será una de las últimas oradoras de la sesión en la que se tratará el pedido del juez Claudio Bonadio para allanar tres de sus propiedades. Preparada para defenderse de lo que considera una “persecución judicial” y un “circo mediático”, la senadora llevó al recinto apuntes en los que intentará confrontar con el presidente Mauricio Macri, al que considera el impulsor de la campaña en su contra.

En una foto tomada por Hernán Zenteno, el reportero gráfico de La Nación, se vieron algunas de las anotaciones de la exmandataria en uno de los papeles que llevó dentro de una carpeta de cuero marrón. “Escuchas”, “dólar f.”, “banelco”, “1er all.”, “C.B”, “oscuros”, “law f.”, “crisis”, “sol”, “tapar”, “nafta”, “10.000”, “rayo” y los valores del dólar son los conceptos anotados en fibrón negro.

Se presume que con “escuchas” se refiere a la causa que enfrentó Macri cuando era jefe de Gobierno, y de la que recién pudo desprenderse al asumir como presidente. “1 er all” sería una referencia a que este es el primer allanamiento que autoriza la Cámara de Senadores.

En el caso de “dólar f.” se trata de la causa dólar futuro, en la que la exjefa de Estado fue procesada por el mismo juez que lleva la causa de los cuadernos, Claudio Bonadio, cuyo nombre está abreviado como “C.B” en los apuntes.

También se ven algunas cotizaciones de la divisa norteamericana: 9,60 (el valor cuando ella dejó el poder), 14,60 (el valor al que saltó cuando se eliminó el cepo), 30,80 (el valor actual) y 35/36, que sería el valor del dólar “blue”.

Además, hay una referencia a la “Ley Banelco” (el escándalo de coimas en el Senado para votar la reforma laboral de Fernando De la Rúa que derivó en la renuncia del entonces vicepresidente, Carlos “Chacho” Álvarez) y a uno de los conceptos favoritos de Cristina: el lawfare.

El neologismo refiere a la “guerra judicial” que se desata haciendo uso ilegítimo del derecho para dañar a un adversario ante la opinión pública, con objetivos financieros o políticos. El caso que siempre cita la senadora es el de Lula Da Silva y Dilma Rousseff en Brasil.