Docentes bonaerenses: propuesta superadora, adiós a la cláusula gatillo y ¿comienzo de clases?

Los maestros responderán mañana a la oferta de Kicillof. En la Provincia confían en que no habrá más encuentros salariales hasta junio.
El Canciller - Comentarios

Luego de que los gremios docentes aceptaran la propuesta nacional del ministro Nicolás Trotta, el Gobierno bonaerense formalizó una oferta a los maestros de la Provincia que, según comunicó el sindicato de Suteba, será analizada en asambleas. Los docentes confirmarán este viernes, en un plenario de comisión, si deciden comenzar a dictar las clases el lunes.

En un encuentro en la ciudad de La Plata, el Ejecutivo provincial propuso un aumento salarial del 8,9% en marzo, para llevar el sueldo de un maestro de grado inicial a $29.000, en tanto se comprometió a alcanzar un incremento del 16,6% en junio, que elevaría los haberes a $31.059.

El salario básico de un maestro de grado pasaría de $11.821 a $12.767 en marzo y $13.772 en junio, mientras que el sueldo para un maestro de grado con 24 años de antiguedad ascendería de $35.960 a $39.117 en marzo y $42.003 en junio.

Te recomendamos leer

Si bien la Casa Rosada garantizó este miércoles un incremento del salario mínimo a $23.000 para el primero de marzo -con una suma fija de $4.840 a abonar en cuatro cuotas-, la paritaria nacional implica un piso para las negociaciones que luego cada gremio debe discutir con las autoridades provinciales.

Por caso, luego de la reunión que mantuvo el gobierno de Axel Kicillof con los sindicatos el miércoles, los mismos consideraron “insuficiente” la oferta. Fuentes cercanas al mandatario provincial indicaron a El Canciller que este jueves el Ejecutivo realizó una propuesta muy superadora, que contempla una inyección más fuerte sobre los sueldos básicos y subas remunerativas en el resto de los salarios.

Te recomendamos leer

Desde la Gobernación apuntaron que si los docentes aceptan, no habrá más encuentros hasta junio, fecha en la que los funcionarios bonaerenses se comprometieron a volver a sentarse con los gremios. En este contexto, se eliminará la cláusula gatillo, con la promesa de que los maestros no volverán a perder contra la inflación.

De marzo a junio, sí se mantendrán las reuniones de las mesas técnico-económicas, a través de las que el Ejecutivo buscará zanjar, en un trabajo mancomunado con los sindicatos, los problemas que hacen a la infraestructura de los colegios, los comedores escolares y el abordaje de programas de formación y actualización docente.