Diverso: suma Alemania un tercer sexo para inscribir a los recién nacidos

El Canciller - Comentarios

Los registros de nacimiento en Alemania ahora incluirán una tercera opción además del tradicional “Femenino” o “Masculino”. Aquellos padres que decidan que el sexo del bebé no se pueda determinar, podrán inscribirlo como “Diverso”.

El Tribunal Constitucional, que se convirtió en vanguardista en la materia, decidió hacerlo al reconocer que la actual legislación es discriminatoria ya que la identidad de un individuo “debe ser reconocida como un derecho fundamental”.

La modificación entraría en vigencia en 2019 y es coherente con los proyectos impulsados desde 2013, en los que se establecen los derechos de los intersexuales, que ya conforman un grupo de 80.000 ciudadanos alemanes.

El antecedente puntual es una reforma legal emitida en ese año, en donde se le permitía a los padres no registrar a sus hijos como hombres o mujeres si no se podía determinar con claridad su género.

“No sos lo suficientemente gay”

Mientras tanto, en Austria sucede todo lo contrario. En la tierra vecina a Alemania y a tan solo 500 kilómetros entre ambas capitales, las autoridades en Viena le negaron el asilo a un afgano de 18 años que pedía refugio por ser homosexual, condición prohibida en el país musulmán y castigado con la pena de muerte.

“La manera de caminar, su actitud y su forma de vestir no dejan entrever que pueda ser homosexual. No tiene nada que temer si regresa a Afganistán”, declara el informe que parece decir: “no es lo suficientemente gay para pedir asilo”.

Otra característica “poco homosexual”, que describe la carta de rechazo, es que el joven ha tenido peleas con otros chicos, lo que para ellos supone que “tiene un potencial de agresión que no cabe esperar en un homosexual”.