Disuelve Macri la Secretaría de Deportes para debilitar al kirchnerismo

El Canciller - Comentarios

A pocos meses del entusiasmo por los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri firmó un decreto para transformar la Secretaría de Deportes en la Agencia de Deporte Nacional (ADN). La decisión de quitarle la categoría de Secretaría se materializó este jueves con la publicación del DNU en el Boletín Oficial.

En el Gobierno aseguran que se trata de una jugada para eliminar los lazos que todavía mantenía el kirchnerismo con el deporte, a más de tres años de su salida del poder. Los críticos, en tanto, advierten que sería un paso hacia la “privatización” del área

El nuevo organismo tendrá libertad para administrar sus fondos y bienes. Esto quiere decir que podrá entablar acuerdos con privados. Según el decreto, la ADN “posee plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado y su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran en asignación y los que adquiera en el futuro por cualquier título a nombre del Estado Nacional”.

Al frente de la Agencia quedará Diógenes de Urquiza, el hasta hoy secretario de Deportes. De acuerdo a lo publicado por Infobae, De Urquiza y su antecesor Carlos Mac Allister se quejaban de que su poder se veía diezmado por las decisiones que tomaban el Instituto Nacional del Deporte y la Actividad Física, el Ente Nacional del Deporte (Enaded), el Observatorio Nacional del Deporte y la Confederación Argentina de Deportes (CAD).

A partir de ahora, De Urquiza tendrá más poder, ya que acumulará el control de esas cuatro entidades creadas hacia fines de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Desarmar esas oficinas habría sido uno de los pedidos del funcionario al hacerse cargo de la Secretaría de Deportes en octubre del año pasado.

La ADN tiene como objetivo “entender la orientación y la programación, promoción, coordinación, asistencia, ordenamiento y fiscalización de la actividad deportiva en todo el país en todas sus formas y en todas sus modalidades, con excepción de la actividad deportiva de carácter educativo”.

Entre las atribuciones que tendrá el recién creado ente está el manejo de los ingresos de recaudaciones, ventas, locaciones u otras formas de contrataciones de sus bienes, muebles y servicios. También tendrá bajo su órbita los derechos publicitarios y comercialización de espacios publicitarios.

Ex funcionarios, deportistas y periodistas salieron a cuestionar la medida y consideraron que el Gobierno busca privatizar el deporte. Además, advierten que la cancelación de la Secretaría hará que se reduzcan aún más los recursos destinados a los deportistas.

El ex secretario de Deportes durante el kirchnerismo Claudio Morresi cuestionó la decisión y aseguró que el gobierno busca “hacer negocios”. El ex jugador de la Selección de vóleibol Marcos Milinkovic también se expresó en contra y criticó que el oficialismo busque “privatizar el deporte argentino”.