Día Nacional del Derecho a la Identidad, el reconocimiento a los 43 años de Abuelas de Plaza de Mayo

La búsqueda de los niños desaparecidos impulsó la creación de la fundación en 1977. Hasta el momento, se restituyeron a 130 chicos secuestrados, incluido el nieto de Carlotto.
El Canciller - Comentarios

“Las Abuelas seguimos con paz y amor buscando. No se desanimen, el día del encuentro llega”. Las palabras de Estela Barnes de Carlotto visibilizan su camino de lucha interminable. Este jueves hay festejo doble, la titular de la organización de derechos humanos (DDHH), Abuelas de Plaza de Mayo cumple 90 años y la fundación, 43. En esta fecha se conmemora el Día Nacional del Derecho a la Identidad.  

La entidad que denunció (y denuncia) los crímenes de la última dictadura militar fue creada en 1977 con el objetivo de localizar y restituir a sus familias los niños desaparecidos. El autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional” comenzó el 24 de marzo de 1976 con el golpe de Estado y desapareció a 30.000 personas.

La búsqueda de las Abuelas por encontrar a sus nietos y bisnietos continúa. Todavía sufren la violación a su derecho a la identidad. Los nietos nacieron en distintos centros de detención clandestinos como la ESMA, Campo de Mayo y el Pozo de Banfield.

En las “maternidades” había listas de espera para apropiarse a los recién nacidos y algunos de ellos fueron entregados a las familias de militares. También los vendían y abandonaban en institutos. Solo los recuperados conocen su verdadera identidad.

Marcela Solsona Síntora y Javier Matías Darroux Mijalchuk son los últimos nietos recuperados durante 2019 (número 129 y 130 respectivamente).

En el Día del Derecho a la Identidad, el presidente Alberto Fernández encabezará el acto de presentación del Certificado de Pre-identificación (CPI) para garantizar ese derecho a quienes no están inscriptos en el Registro Nacional de las Personas (Renaper). Además, facilitará la identificación y emisión del Documento Nacional de Identidad (DNI).

Lucha compartida

Casi la mitad de su vida, Carlotto la dedicó a buscar a su nieto y a los que faltan. Una de sus hijas, Laura Estela Carlotto, fue secuestrada y desaparecida en Buenos Aires a fines de 1977. Durante el secuestro tuvo a su hijo y luego de 36 años, la titular del organismo de DDHH lo encontró.

El 5 de agosto de 2014, un análisis de ADN identificó a su nieto, después de que él pidiera hacérselo. Se convirtió en el número 114 de la lista de nietos recuperados: Ignacio Montoya de Carlotto. “Me dolió que mi nieto no se pusiera Guido, pero lo respeté”, confesó Carlotto sobre el nombre que su hija había elegido para el joven. La elección fue en honor al abuelo de Ignacio.

Los Carlotto: nieto y abuela

La líder de Abuelas es una reconocida defensora de los DDHH a nivel internacional por su trabajo en la fundación. Recibió el Premio de DDHH de las Naciones Unidas y el premio Félix Houphouët-Boigny, otorgado por la Unesco, entre otros.

Este jueves, la fundación promueve la iniciativa “Manos con identidad”. Para participar solo hay que escribir el nombre de uno en la palma de la mano y compartir la foto en las redes sociales. El hashtag #EstelaCumple90, #Identidad y Abuelas de Plaza de Mayo se convirtieron en Trending Topic (TT) en Argentina.

Nadie quiso dejar de saludar a Carlotto en su día. Los primeros en enviarle palabras de afecto, del arco político, fueron Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. También el ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires, Andrés Larroque, y el secretario de DDHH y nieto restituido n°15, Horacio Pietragalla Corti.