Destaca Macri la diplomacia por el cementerio de Darwin pero insiste con la lucha por las Malvinas

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri volvió a la Quinta de Olivos luego de un breve descanso en Chapadmalal y recibió a familiares de los 90 soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin, ubicado en las Islas Malvinas. En el encuentro, el mandatario prometió que “seguirán luchando por recuperar las islas”.

Tomando como punto de partida las negociaciones diplomáticas que permitieron reconocer y colocar las placas de los soldados caídos la semana pasada, el Presidente sostuvo que se saldó “una deuda que parecía imposible hasta el año pasado”.

“Vamos a seguir reclamando lo que creemos que es legitimo, que es la soberanía sobre esas islas”

Los familiares le agradecieron a Macri por la tarea diplomática realizada que les permitió depositar las placas con los nombres y apellidos de sus allegados fallecidos en Malvinas en el cementerio de Darwin. Hasta la semana pasada, en dichas tumbas yacían los cuerpos con el mensaje “Soldados argentinos sólo conocidos por Dios”.


Cementerio de Darwin

“Cada 2 de abril, volvemos a recordar y homenajear a esos jóvenes que dieron todo por este sueño que no resignamos”

Nos queda mucha tarea por delante, es importante que sigamos en la tarea de sanación y reparación. Nuestro sueño seguirá más fuerte que nunca, vamos a seguir reclamando lo que creemos que es legitimo, que es la soberanía sobre esas islas”, remarcó Macri.

Vamos a seguir reclamando lo que creemos que es legitimo, que es la soberanía sobre esas islas

En referencia a la posibilidad de asistir al cementerio de Darwin para conmemorar a sus allegados, el Presidente manifestó: ”Es distinto al que vivimos el año pasado, algo que parecía imposible y después de tantos años de resignación y angustia, con diálogo y diplomacia madura, saldamos esta deuda que teníamos los argentinos con ustedes”.

El máximo mandatario estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.