Después del perdón de la Iglesia, reaviva Bonelli la grieta entre el Gobierno y Francisco

El Canciller - Comentarios

Luego de la misa en Luján y los cuestionamientos oficiales a la Iglesia católica, el periodista Marcelo Bonelli reavivó esta mañana la grieta entre el Gobierno nacional y el Papa Francisco con efusivas revelaciones.

“En Cambiemos hay un movimiento anti-Papa que es muy evidente”, afirmó, en tanto agregó: “desde el Vaticano manifiestan que, para Jaime Durán Barba y Marcos Peña, Francisco es el demonio“.

Las declaraciones del conductor del Grupo Clarín se originan días después de que el arzobispo de Luján, monseñor Agustín Radrizzani, haya pedido “perdón” por la manifestación junto a los Moyano frente a la basílica, a la vez que reafirmó la nula intencionalidad política de la celebración.

En este sentido, la semana pasada Carlos Pagni había deslizado que, pese a desligarse de la misa conjunta con el sindicalismo, el líder de la Iglesia estaría siguiendo de cerca el armado opositor de cara a las elecciones presidenciales, con la meta de eyectar a Mauricio Macri del poder.

Si bien las rispidices entre el Ejecutivo y el Vaticano siempre existieron, la habilitación presidencial a la discusión del aborto en el Congreso sembró una división definitiva, la cual se expuso de manera flagrante con nuevas críticas a la política económica y cuestionamientos a las decisiones judiciales respecto de exfuncionarios kirchneristas.