Después del avance en Mendoza, pide Uber una nueva ley en la ciudad de Buenos Aires

El Canciller - Comentarios

El conflicto con la legalidad de Uber, Cabify o Lyft es una problemática desde 2016 cuando se autorizó a las aplicaciones de transporte internacionales a que desembarquen en el país. Tras varios disturbios públicos con los gremios taxistas, Mendoza fue la primer provincia en dar media sanción a un proyecto de ley que regularizará a los nuevos medios de transporte.

Con jurisdicción local, distintos movimientos políticos han impulsado proyectos regionales con el mismo fin y hoy Uber decidió darles impulso con un comunicado oficial para todos sus usuarios.

Uber es legal en la Argentina. Nuestra actividad está prevista en la ley argentina y así lo confirman distintos fallos de la Justicia. Uber cuenta con CUIT, paga todos los impuestos y cambios recientes en las regulaciones de plataformas pueden hacer que contribuya aún más”, comenzó explicando el texto, como una respuesta al principal argumento de los gremios taxistas.

En tanto, la falta de regulación es “parte de nuestra realidad diaria”, justificaron, comparando el servicio que prestan con el de cantidad de aplicaciones virtuales que los ciudadanos utilizan y no se encuentran dentro de un marco legal nacional.

“Uber no es taxi ni remis y esto ya fue dictaminado por la justicia porteña. El transporte a través de aplicaciones es una categoría diferente a las existentes y requiere una nueva regulación”. Para esto, además de Mendoza, Rosario, Posadas, La Pampa, y la Provincia de Buenos Aires ya tienen propuestas de regulación para las Empresas de Red de Transporte.

El proyecto bonaerense, presentado por el diputado de la Coalición Cívica Guillermo Castello, tiene 5 claves:

– Los choferes de las Empresas de Red de Transporte (Uber/Cabify/Lyft) deberán contar con las debidas inscripciones impositivas y previsionales.

– Deberán tener carnet profesional, certificado de antecedentes penales, VTV, cobertura de seguro para pasajeros, etc.

– Las empresas tienen que tener domicilio en la Provincia de Buenos Aires y estar al día con los impuestos correspondientes.

– Los taxis y remises podrán utilizar la plataforma para prestar servicio.

– Los conductores no podrán levantar pasajeros en la vía pública, como si lo hacen los taxistas.

En tanto, la Ciudad de Buenos Aires tuvo un proyecto oficial presentado en 2016 por el entonces diputado Hernán Rossi, pero que nunca fue tratado. Ahora, la propuesta quedó sin validez, pero el movimiento liberal de Cambiemos -MejorAR-, está juntando firmas para lograr un tratamiento.

San Pablo, Ciudad de México, Río de Janeiro, Montevideo y La Paz, son las ciudades latinas en las que Uber ya cuenta con regulaciones locales.