Después de la paz con Marcos, abraza Mariu a Frigerio para sanar la herida del Fondo del Conurbano

El Canciller - Comentarios

Luego de firmar ayer la paz con Marcos Peña, Maria Eugenia Vidal va hoy por otro objetivo estratégico: Rogelio Frigerio. La gobernadora busca que no escale la tensión después de las palabras de su ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre, contra el titular de la cartera de Interior por el recorte de recursos a la provincia de Buenos Aires.

“No es razonable que el dinero de los bonaerenses lo reparta el ministro del Interior con los gobernadores a espaldas de la provincia”, disparó hace dos días De la Torre, al oponerse al Presupuesto enviado por el Ejecutivo al Congreso, que fue aprobado esta mañana por la Cámara de Diputados con votos del oficialismo y del PJ. Aunque aclaró que el ministro no era el “problema”, lo asoció a una práctica “kirchnerista”: el reparto discrecional de recursos a gobernadores funcionales en perjuicio de Buenos Aires.

La gobernadora y el ministro compartieron esta mañana una recorrida por las obras que está haciendo AySA en la ribera del Riachuelo junto al presidente de la empresa estatal, José Luis Inglese, y el titular del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, uno de los sindicalistas “amigos” del oficialismo. También estuvo la senadora Gladys González, extitular de la ACUMAR.

Según informó el Gobierno provincial, el “Sistema Riachuelo”, que tuvo una inversión de 1.200 millones de dólares de Nación y un préstamos del Banco Mundial, mejorará la prestación del servicio de desagües cloacales y beneficiará a unos 4,3 millones de habitantes.

Con gestos de cohesión interna Vidal busca que Macri, mediante un decreto, compense al menos el recorte de 19 mil millones de pesos del Fondo del Conurbano, el origen del cruce entre el peronista De la Torre y Frigerio. Peña ayer tuvo un gesto con Mariu: después de participar de la reunión de gabinete, dijo que la mandataria provincial “pone el pecho todos los días” en un distrito muy complejo. Traducido: merece una compensación.

Frigerio con intendentes

El Presupuesto que logró media sanción de Diputados prevé una reducción nominal de 7 puntos en las partidas para obras públicas, lo que generó una fuerte preocupación de los intendentes. Ayer, Frigerio se reunió con algunos de ellos (todos oficialistas) y les garantizó que las obras en ejecución continuarán.

De la jornada participó un hombre clave en la estructura de Vidal: el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, uno de los encargados del diseño de la estrategia electoral de Cambiemos en territorio bonaerense, donde el oficialismo aspira a arrebatarle al peronismo algunas intendencias clave, como La Matanza, Esteban Echeverría y Pergamino.