Despidos, reapertura de paritarias y críticas por el salario mínimo: estatales, al paro

El Canciller - Comentarios

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) anunció un paro general con movilizaciones a lo largo y ancho de todo el país para el próximo 10 de septiembre. Su titular, Hugo “Cachorro” Godoy, explicó, en diálogo El Canciller, los motivos de la medida de fuerza.

“En líneas generales es porque la política económica de (Mauricio) Macri es un desastre, más si a esto le sumamos la devaluación de las últimas semanas y la política de renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, aseguró el sindicalista y agregó: “En cuanto a los trabajadores del Estado, la realidad es que no la estamos pasando bien. Exigimos la reincorporación de todos los despedidos, la reapertura salarial y el restablecimiento de los programas dados de baja”.

Sobre estos puntos, Godoy detalló que a lo largo de los cuatro años de gestión de Macri hubo, al menos, “35.000 despidos dentro de la órbita estatal”. Por otro lado, consideró “insuficiente” el acuerdo paritario cerrado en mayo entre el Gobierno y la Unión Del Personal Civil De La Nación (UPCN).

En ese momento, el gremio cerró una suba del 28% en cinco cuotas (la última en febrero de 2020) frente a una inflación que, de acuerdo a estimaciones privadas, superará los 50 puntos porcentuales.

“El año pasado ya tuvimos una fuerte pérdida del poder adquisitivo y este año será igual, sobre todo con la devaluación de los últimos días. Más allá de que el paquete paliativo de medidas anunciados por Macri es totalmente insuficiente y tardío, exigimos que el bono de $5000 también alcance a los estatales de la provincia y de los municipios”, sostuvo Godoy.

Otra de las fuertes críticas a la gestión de Cambiemos está en torno al aumento (unilateral del 35%) del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM) en tres cuotas. El arco sindical había propuesto elevar el piso a $32.000, el mismo valor en que, de acuerdo al Indec, se ubica la canasta básica de alimentos para una familia tipo. “Es un porcentaje que lleva al salario a poco más de $16.000, está muy lejos de cubrir una canasta básica”, explicó.

Más allá de la fuerte presencia de ATE, aún resta determinar qué otros sindicatos se sumarán a esta medida y si contará con el apoyo de las CTA y la CGT. “Ya sabemos que la CTA Autónoma, de la que formamos partes, los profesionales nucleados en la salud y docentes universitarios nos acompañarán el próximo 10 de septiembre. El resto se irá definiendo en lo que queda de la semana, llamaremos al diálogo, coordinaremos y veremos cuántos marchamos”, concluyó Godoy.