Desembarca Tinelli en Alternativa Federal para copiar el “plan De Narváez” con la figura de Lavagna

El Canciller - Comentarios

El economista Roberto Lavagna se reunió el lunes al mediodía con el conductor televisivo Marcelo Tinelli. El famoso conductor de ShowMatch decidió hacer público, hace algunos días, su rechazo hacia la presidencia de Mauricio Macri, un paso que amagó a dar en varias ocasiones. De la reunión, Tinelli se llevó impresiones positivas y remarcó que el economista es un buen candidato. Él, por ahora, se mantiene al margen de las boletas electorales.

Aunque todavía no se hizo pública ninguna encuesta que confirme estos datos, el senador Miguel Ángel Pichetto y el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguraron el fin de semana en Mendoza que el espacio que ambos integran está cerca de los 30 puntos porcentuales, lo que de ser cierto los colocaría a la par de las dos fuerzas con más votos, Cambiemos y Unidad Ciudadana. Para los dirigentes del espacio, el paso que dio Tinelli refleja que el humor social pide una tercera fuerza. Además, remarcaron que el crecimiento en las encuestas no se explica sólo por la posible candidatura de Lavagna, sino por un esfuerzo hecho entre todos los participantes del espacio.


Fiesta de la Vendimia: Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y José Luis Espert

En su momento, el empresario y expolítico Francisco De Narváez intentó impulsar la candidatura presidencial de Tinelli, a quien ofreció financiarle gran parte de la campaña. Sin embargo, finalmente decidió acompañar al peronismo federal, lugar en el que ahora vuelve a encontrarse con el conductor que supo ayudarlo a vencer al kirchnerismo en 2009, en la provincia de Buenos Aires, gracias a un reality de imiditadores de políticos que elevaron a De Narváez a una figura pública de conocimiento masivo entre el electorado. La apuesta podría ser la misma: levantar el perfil de Lavagna que, pese a tener imagen positiva, es desconocido por gran parte del electorado debido a que hace más de una década se alejó de la primera plana de la política.


Roberto Peña (imitador), Marcelo Tinelli y Francisco De Narvaez

Tinelli siempre mostró inquietudes políticas y hace tiempo que asoma la cabeza cuando avanzan los procesos electorales, pero siempre queda a medio camino. Una plataforma que había pensado para su desembarco era la presidencia de la AFA, pero el famoso 38 a 38 le cerró las puertas. Después de ese empate electoral transformado en derrota política, volvió a recostarse en su pata mediática, también golpeada por el hundimiento de Cristóbal López, exsocio del conductor, a quien Tinelli le vendió su productora Ideas del Sur, para convertirse en un empleado del empresario vinculado con el matrimonio Kirchner.

El vicepresidente de San Lorenzo fundó, el año pasado, “LaFlia Contenidos”, una nueva productora, cuyas creaciones recién comienzan. Algunas de ellas son Corte y Confección, reality show de Eltrece, ShowMatch y El sótano.


Marcelo Tinelli y Juan Manzur

Desde su entorno niegan que el conductor tenga intenciones de ser candidato en estas elecciones. Sin embargo, las redes sociales, uno de los principales motores políticos de la actualidad, lo muestran como el “influencer” con más interacciones, superando incluso al presidente Macri. También es conocido por casi todo el electorado, aunque su imagen positiva lo ubica después de dirigentes como Vidal y Lavagna. En ese sentido, al ser consultados sobre una posible candidatura de Tinelli, Massa y Pichetto mostraron interés. Aunque no para la contienda presidencial, que ya tiene muchos nombres.

Tanto Massa como Pichetto destacaron el “valioso” aporte que hace Tinelli al acompañar a una tercera fuerza. “Hace muchos años que hablo habitualmente con Marcelo. Creo que tiene la sensibilidad del contacto permanente con la gente y su público. Aporta una mirada mixta de ciudadano y empresario, con interés en la cosa pública. Para nosotros, que él diga que construir una alternativa es sano para el país, es muy valioso”, sostuvo Massa ante Clarín.

Pichetto, por su parte, lo describió como “una figura popular, con una intuición realmente muy grande y con gran sensibilidad social”. “Marcelo deberá definir su futuro. Es muy interesante para nosotros que él diga que en Argentina sería negativo que continúe este gobierno como, así también, volver atrás”.